Córdoba

Investigadores de la UCO demuestran que el aceite esencial de orégano reduce la resistencia de la salmonella

  • El descubrimiento podría ser una buena alternativa a los antibióticos en el control de esta infección

De izquierda a derecha: Belén Huerta, Barrero, Rafael Astorga, Ana Lucía Solarte, Carmen Tarradas, Inmaculada Luque, Ángela Galán, Alfonso Maldonado, Fabiana de Aguiar, del grupo de investigación ‘Sanidad animal: diagnóstico y control de enfermedades’ de la UCO. De izquierda a derecha: Belén Huerta, Barrero, Rafael Astorga, Ana Lucía Solarte, Carmen Tarradas, Inmaculada Luque, Ángela Galán, Alfonso Maldonado, Fabiana de Aguiar, del grupo de investigación ‘Sanidad animal: diagnóstico y control de enfermedades’ de la UCO.

De izquierda a derecha: Belén Huerta, Barrero, Rafael Astorga, Ana Lucía Solarte, Carmen Tarradas, Inmaculada Luque, Ángela Galán, Alfonso Maldonado, Fabiana de Aguiar, del grupo de investigación ‘Sanidad animal: diagnóstico y control de enfermedades’ de la UCO. / El Día

Investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) han demostrado el alto potencial del aceite esencial de orégano para controlar infecciones provocadas por bacterias resistentes a tratamientos basados en antibióticos tradicionales como la salmonella.

La Fundación Descubre ha explicado que en sus análisis los científicos han probado que esta sustancia natural tiene actividad antimicrobiana y que las cepas no parecen generar resistencia por mutación, por lo que podría ser una buena alternativa a los antibióticos en el control de esta infección.

En el laboratorio, los expertos introdujeron las cepas en placas que contenían diferentes concentraciones de aceite esencial de orégano con el fin de determinar la concentración capaz de evitar la proliferación de cepas resistentes aparecidas por mutación genética.

"Estudios previos que hemos realizado destacan el elevado potencial de los aceites esenciales de canela, clavo, tomillo rojo y común y orégano frente a las enterobacterias, que forman parte de la flora intestinal normal de los humanos y otros muchos animales", según ha explicado Belén Huerta, directora de este trabajo.

Concretamente, el de orégano presenta una gran actividad inhibitoria y bactericida, razón por la cual fue elegido para realizar estos ensayos, por lo que podría ser una buena alternativa a los antibióticos en el control de infección por salmonella.

Además de determinar el potencial de este aceite esencial para su uso en el control de la infección por salmonella en los animales, los investigadores analizaron la respuesta de las bacterias a la enrofloxacina, un antibiótico frente al que esta bacteria puede hacerse resistente por mutación.

Tras usarlo en el ensayo para comparar con el aceite de orégano, comprobaron que, pese a no aparecer ningún tipo de mutación, las bacterias sí se hacían más resistentes y, por tanto, había que subir la concentración de antibiótico para combatirlas.

Con estos resultados, los científicos continúan evaluando las propiedades antimicrobianas de los aceites esenciales y su aplicación en otras bacterias.

Este estudio, financiado con fondos del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi) de la Junta de Andalucía, se suma a otras investigaciones en las que este equipo lleva cuatro años trabajando y que se centran en valorar la actividad antimicrobiana de varios aceites esenciales frente a 85 cepas de 28 variedades diferentes de salmonella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios