Cofradías

La hermandad del Tránsito suspende su procesión por primera vez desde la Guerra Civil

  • La hermandad del Alcázar Viejo, que celebra su desfile el 15 de agosto, ha tomado esta decisión por precaución ante la pandemia del coronavirus

Salida de la Virgen del Tránsito el 15 de agosto del pasado año. Salida de la Virgen del Tránsito el 15 de agosto del pasado año.

Salida de la Virgen del Tránsito el 15 de agosto del pasado año. / Juan Ayala

La hermandad del Tránsito ha tomado una difícil decisión al acordar la suspensión de la procesión de su imagen mariana, que se celebra cada 15 de agosto en Córdoba. Esta será la primera vez que la Virgen de Acá no se encuentre con sus fieles desde la Guerra Civil.

En concreto y según la hermandad, que tiene su sede en la iglesia de la Paz del Alcázar Viejo, "desde 1936, la Virgen de Acá no ha dejado de procesionar". Incluso los años en los que la parroquia estuvo cerrada al culto por las obras de reconstrucción, el desfile partía desde la ermita de Belén.

La hermandad fija como punto de partida de esta tradición el año 1864, ya que es el primero del que se tiene documentación. Desde entonces, la Virgen del Tránsito salió de forma ininterrumpida del Alcázar Viejo durante 76 años, hasta 1930.

"Entre 1931 y 1934, debido a la persecución religiosa que se desató en España con la proclamación de la II República, la Virgen del Tránsito no acudió a su cita con las gentes de San Basilio", recuerda la cofradía.

La procesión volvió en 1935. La hermandad señala que el diario El Defensor de Córdoba recogía la noticia, "calificándola como de extraordinaria". La salida procesional de la Virgen de Acá por las calles de su barrio se hizo posible "gracias a la iniciativa de dos valientes vecinos que consiguieron los oportunos permisos".

En 1936, otro periódico local publica la noticia del desfile, nombrando al hermano mayor Francisco Ruiz Ruiz, quien en 1941, junto con otros miembros del Tránsito, fundó la hermandad de pasión. Desde entonces la imagen mariana ha recorrido su barrio hasta llegar a la Catedral cada año.

El coronavirus ha roto esta tradición, una cita a la que acuden cientos de cordobeses a pesar del calor estival y que supone un encuentro con una de las imágenes más queridas de la ciudad.

No hay testimonios del autor ni la fecha de ejecución de la talla, aunque algunos estudios apuntan a que es una obra del siglo XVIII, encajando con el estilo del escultor cordobés Alonso Gómez de Sandoval (Córdoba 1713-1801) ya que guarda "gran parecido formal con obras documentadas del autor que se conservan en nuestra ciudad", indican desde la cofradía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios