Córdoba

El gasto de los cordobeses en bingos crece un 7% y un 4% en tragaperras

  • El volumen de juego se eleva a los 149,5 millones de euros anuales en la provincia

  • La inversión cayó de manera significativa durante la crisis pero lleva tres años al alza

Una máquina tragaperras en una cafetería. Una máquina tragaperras en una cafetería.

Una máquina tragaperras en una cafetería. / el día

El gasto en juegos de azar, loterías y apuestas continúa al alza en Córdoba para encadenar un nuevo ejercicio en verde, el tercero consecutivo. Los cordobeses jugaron 149,5 millones de euros en bingos y máquinas tragaperras durante el último año, lo que supone un 4% más que el ejercicio anterior. El tirón, aunque no el peso, llega especialmente de las salas de bingo, ya que el último balance anual deja un alza el 7% al pasar de un volumen de juego de 12,1 millones, frente a los 11 de un año antes. No se quedan atrás las máquinas tragaperras, que también sellaron un incremento, aunque esta vez del 3,8%, tras alcanzar los 137,3 millones, cinco más que el año anterior, según los últimos datos que publica el Instituto de Estadística de Andalucía.

El gasto en lotería en la provincia cordobesa ha ido menguando en la última década como consecuencia, lógicamente, de la crisis económica. De hecho, la tendencia empezó a la baja desde el año 2009 y se ha mantenido así hasta el año 2015, el primero que cerró en positivo, según los datos del Instituto de Estadística de Andalucía. Lo cierto es que en época de dificultades económicas, todo ahorro es poco y el juego de azar es uno de los sectores en los que más se ha notado el recorte en el gasto. Sólo hay que observar los datos de la serie histórica que ofrece el Instituto de Estadística. Así, en el año 2008 los cordobeses dejaron 184 millones de euros en bingos y salas de máquinas, frente a los 149 de 2017, lo que supone un descenso del 19%. La caída más significativa se ha producido en las salas de bingo, donde el volumen de juego se ha reducido un 55%, de 27 a 12 millones. En cuanto a las máquinas tragaperras, el descenso ha sido del 12%, de 157 millones de euros a 137 millones. En este apartado, de hecho, hubo un repunte en el año 2010, lo que se entiende como una respuesta a la desesperada sobre todo de los que estaban ante dificultades económicas con la intención de cambiar su situación. Los datos, además, demuestran que las tradicionales máquinas tragaperras han sido y siguen siendo la modalidad que más dinero atrae.

Más de 2.400 cordobeses tienen prohibida la entrada a salas de juegoSalvo Granada, todas las provincias andaluzas registran subidas en cada partida

El mismo comportamiento se sigue en todas las provincias de Andalucía, con una única excepción, Granada, donde el cierre de 2017 deja una caída en el volumen de juego en sus bingos.

Córdoba no se sitúa entre las provincias con mayor volumen, ni en los bingos ni en lo referido a las máquinas tragaperras. En el primer caso es la provincia de Málaga la que lidera el ranking, con 80 millones, seguida de la de Sevilla con 40. En Córdoba, sin embargo, el gasto total es de apenas 12 millones en el último ejercicio. En cuanto al dinero que los cordobeses dejan en las tradicionales tragaperras, Córdoba es la tercera por la cola (superada por Jaén y Huelva) de toda Andalucía.

Encomendarse al azar atrae la atención de miles de personas que sueñan por conseguir incrementar los números de su cartilla bancaria jugando. Pero no todos, por una u otra circunstancia, tienen la posibilidad de acceder a los establecimientos dedicados a este tipo de actividad. En Córdoba, un total de 2.404 personas tienen prohibida la entrada a las salas de juego, bingos y casinos, según la estadística de la Junta de Andalucía. Por volumen, la mayoría de los sancionados (1.494) no pueden entrar a bingos, mientras que un total de 633 cordobeses tienen vetado el acceso a casinos y 277 no pueden ir a salas de juego. La mayoría de los que cuentan con estas restricciones son hombres, 1.528, frente a 876 mujeres.

Con los datos de la evolución en la mano, no es de extrañar que los juegos de azar ya pesen más que el sector primario y que la cultura en el PIB. Su volumen de negocio lleva camino de equipararse a otros como las actividades bancarias y los seguros; de hecho, los principales analistas no tienen duda de que su inclusión hace dos años en el cálculo de ese indicador macroeconómico es una de las causas de su mejora hasta batir récords en los últimos meses. La última memoria de la Dirección General de Ordenación del Juego (referente al ejercicio de 2016) sitúa por encima de los 35.000 millones de euros anuales el volumen de negocio de las apuestas (equivalente a un 3,1% del PIB español), un sector en el que el imparable crecimiento de los envites online coincide con un repunte de los tradicionales, cuya facturación ha vuelto a situarse por encima de los 25.000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios