Córdoba

Sigue la falta de medicamentos y hay problemas de suministro con más de 200 fármacos

  • Farmacéuticos alertan que la falta de fármacos puede causar confusiones en los tratamientos

Señal de una farmacia. Señal de una farmacia.

Señal de una farmacia. / JAVIER ALBIÑANA

La falta de medicamentos de momento sigue sin remedio. La situación lleva más de dos años. Hay desabastecimiento en más de 200 fármacos. Los boticarios lanzan un mensaje de tranquilidad porque aclaran que la mayoría de esas medicinas son sustituibles por otras de la misma o similar composición. Sin embargo, advierten que los cambios de caja, color y forma de los medicamentos pueden generar confusiones en los tratamientos y peor seguimiento de la pauta marcada por el médico. Sobre todo, precisan, que estos errores pueden producirse en personas mayores que toman muchas medicinas.

“Es un gran problema; no de salud, porque hay medicamentos sustitutos y muy pocos son irreemplazables; de modo que la población está atendida. Pero la falta de fármacos genera desconfianza y preocupación entre los pacientes. Además, pueden producirse confusiones, falta de adherencia e incumplimiento de los tratamientos”, resume el presidente de la Asociación Española de Cooperativas Farmacéuticas (Asecofar), Leandro Martínez.

Pero la solución a la situación no es fácil. Porque una de las causas es consecuencia de la globalización: muchos laboratorios farmacéuticos han concentrado su producción en dos o tres países desde donde producen para todo el mundo. Cuando hay incidencias en la producción o una mala planificación, es más difícil reponer las faltas que cuando la fabricación es a escala nacional.

La segunda razón que señalan los boticarios son los bajos precios de los medicamentos que en España, aseguran, son los más baratos de Europa. Funciona la ley de la oferta y la demanda y los laboratorios tienden a mantener mejor abastecidos a aquellos países donde hacen más caja. “Al fabricante le interesa venderlo más a Alemania que a España”, explica Martínez.

A veces se producen faltas por obras en los laboratorios o porque un fármaco acaba de entrar en el mercado. Pero el desabastecimiento que se viene detectando desde hace un lustro y que se ha acentuado en los últimos dos años tiene causas estructurales: la concentración de los laboratorios y los bajos precios españoles que ponen a las empresas farmacéuticas de distribución de nuestro país a la cola cuando un medicamento escasea.

FALTAN ANTIBIÓTICOS, DESINFECTANTES, ANTIPIRÉTICOS, PSICOTRÓPICOS, ANTICONVULSIVANTES Y ANTIHIPERTENSIVOS

La Agencia Española del Medicamento en su web informa de las faltas de suministro. Hay tantos que cuando parece que ya se acaba el listado, la página carga más y sigue desplegando nombres de fármacos. El desabastecimiento incluye antibióticos, desinfectantes, antipiréticos, psicotrópicos, anticonvulsivantes, antihipertensivos y hasta medicamentos contra la disfunción eréctil.

Otros farmacéuticos consultados añaden a las causas del desabastecimiento una tercera:el sistema de subasta de Andalucía que sólo permite prescribir y dispensar aquel medicamento adjudicatario de la licitación. El sector ha denunciado en repetidas ocasiones que algunos fabricantes luego no tenían capacidad suficiente de producción y se producían faltas intermitentes. Cuando hay desabastecimiento, el boticario dispensa una medicina igual o similar. Pero para cobrarla al SAS, luego debe probar que existía esa falta. El sistema para esa comprobación ya ha mejorado y no se producen, aseguran, tantos problemas a la hora de la facturación como antes.

El presidente de Asecofar destaca que si el problema no repercute demasiado en el paciente es porque las distribuidoras farmacéuticas hacen una gran labor logísticapara proveer medicamentos sustitutivos y porque en las boticas, los farmacéuticos realizan un buen trabajo pedagógico para explicar los cambios a cada enfermo.

Según profesionales consultados, el problema más grave se presenta en ciertas medicinas no sustituibles como aerosoles para patologías respiratorias o insulinas. Pero, los boticarios consultados aseguran que éstas suelen ser faltas puntuales. “El problema es que si el fabricante está en Asia, mientras llega el barco nos tiramos un mes sin esa medicina”, reflexionaba un farmacéutico.

Una falta muy sonada ha sido la del Dalsy, utilizado en los niños para bajar la fiebre. Ahora falta en comprimidos, no en jarabe. Un boticario explicaba que en ese caso, la complicación no es el desabastecimiento, “porque hay otro ibuprofeno infantil en jarabe”. Pero añadía:“Ahí el problema está en que el laboratorio ha conseguido una composición que a los niños les encanta y con otra marca el crío no abre la boca”.

Un profesional tachaba de “inmoral” el sistema de subasta de Andalucía –que el Gobierno de PP y Cs dejará de aplicar– y que haya laboratorios que “no abastezcan a España de todos los medicamentos que necesita”. El listado de la AEM incluye presentaciones de algunos fármacos que estarán en falta por pocos días, otros –como el Aciclovir de 800 miligramos– de los que no habrá hasta finales de septiembre de 2020 y algunos –como Viagra 100 miligramos ocho comprimidos– que no tienen fecha para normalizar su suministro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios