Córdoba

El arte sentido a través de las manos

  • Una quincena de afiliados a la ONCE visita la exposición 'Por tu cruz redimiste al mundo' y conoce a través del tacto elementos como los pasos, la cera y los llamadores

Un participante en la visita toca uno de los ángeles del paso del Remedio de Ánimas. Un participante en la visita toca uno de los ángeles del paso del Remedio de Ánimas.

Un participante en la visita toca uno de los ángeles del paso del Remedio de Ánimas. / Juan Ayala

Con las manos abiertas para descubrir el arte cofrade y el tacto como forma de entender una pasión, alrededor de una quincena de afiliados a la ONCE y un grupo de voluntarios ha visitado la exposición Por tu cruz redimiste al mundo.

Numerosos colectivos están conociendo durante estos días la muestra ubicada en la Mezquita-Catedral aunque, sin duda, la de estas personas con discapacidad visual ha sido la experiencia más especial. La comisaria, Saray Herrera, los ha acompañado en un recorrido adaptado que les ha permitido conocer de cerca las formas, tejidos y olores característicos de la Semana Santa cordobesa.

Tras una introducción sobre el sentido y el por qué de la exposición, los visitantes han podido tocar el paso del Cristo del Remedio de Ánimas, una de las imágenes más llamativas de las que procesionan en la capital debido a su estética.

Así, los participantes en esta actividad han recorrido con sus manos la madera de caoba sobre la que se alza el Crucificado de San Lorenzo y han acariciado con detalle los ángeles que guardan cada una de sus esquinas.

El Remedio de Ánimas y La Paz han cedido su patrimonio para esta actividad

Uno de los visitantes, Ángel Jiménez, ha destacado la “especial sensación” que ha sentido al tocar estos elementos del patrimonio de la Hermandad del Remedio de Ánimas y ha añadido que “con el tacto se puede averiguar mucho”.

Este cordobés, al que le “encanta” la Semana Santa, ya había participado en experiencias similares en visitas a algunas catedrales con la ONCE, pero nunca lo dejaron “tocar hasta este punto”.

Tras esto, el grupo se ha desplazado hasta la Capilla de San Mateo y Limpia Concepción, donde la comisaria les ha mostrado un llamador cedido por la Hermandad de la Paz y Esperanza y las potencias primitivas del Señor de la Humildad y Paciencia.

Al igual que antes, los participantes han podido tocar con detalle sus formas y sentir el material con el que fueron realizados. Herrera les ha explicado que las tres potencias, que datan de los años 40, son las más antiguas que tiene la hermandad de Capuchinos y significan “las tres grandes cualidades que tiene Jesucristo”.

Saray Herrera da unas explicaciones sobre la visita tras el paso del Remedio de Ánimas. Saray Herrera da unas explicaciones sobre la visita tras el paso del Remedio de Ánimas.

Saray Herrera da unas explicaciones sobre la visita tras el paso del Remedio de Ánimas. / Juan Ayala

También a través del tacto han descubierto una pieza de bordado en oro sobre terciopelo cedida por el bordador cordobés y hermano de la Paz Rafael Jódar González. Y, por último, también han tocado y olido cera pura de abeja, “una ofrenda que ornamenta los pasos procesionales” y que es “muy diferente a la parafina tanto en olor como en su forma de arder”, ha indicado la comisaria.

Herrera ha asegurado que esta es “una experiencia muy gratificante” que hace que haya merecido la pena “el gran esfuerzo realizado por el Cabildo y la Agrupación de Hermandades y Cofradías”. “El privilegio” de atender a estos colectivos “lo tenemos nosotros” para que personas con diferentes discapacidades “experimenten y disfruten de la exposición”.

En este sentido, la comisaria ha apuntado que “la Semana Santa es visual, pero también sensorial ya que están los sonidos, que son inconfundibles;y los olores de las flores, la cera al quemarse y el incienso”.

En este caso, “ellos tienen esa disfunción visual, pero otros sentidos los tienen mucho más agudizados, por lo que pueden disfrutar de otra forma”. Muestra de ello ha sido que “como han tocado el paso del Remedio de Ánimas, ninguno de nosotros lo haremos ni podremos sentir como ellos han sentido”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios