Contenido patrocinado

¿Qué diferencia hay entre una tarjeta de débito o crédito y las diferentes cuentas bancarias?

¿Qué diferencia hay entre una tarjeta de débito o crédito y las diferentes cuentas bancarias?

¿Qué diferencia hay entre una tarjeta de débito o crédito y las diferentes cuentas bancarias?

Hoy en día, abrir una cuenta online desde casa es muy fácil y se puede hacer en muy poco tiempo. Con tan solo unos clics puedes tener acceso a un mundo de servicios financieros. Gracias a este proceso ahorras tiempo además de ofrecerte flexibilidad y control total sobre tus finanzas.

Abre una cuenta bancaria online en unos clics

  1. Primero de todo debes elegir el banco que más se adapte a tus necesidades. Hay que considerar factores como las posibles comisiones, los tipos de cuentas ofrecidas o la disponibilidad de cajeros automáticos.Hay que saber que no todos los bancos cobran comisiones por apertura de cuentas bancarias online.
  2. Es importante conocer los requisitos para abrir una cuenta bancaria por Internet en esta entidad. Necesitarás documentos de identificación válidos, como la fotografía del reverso y anteverso del documento nacional de identidad (DNI) o el número de identidad de extranjero (NIE).
  3. Ya puedes dirigirte al sitio web del banco y buscar la sección para abrir una cuenta online. De manera general, encontrarás un formulario donde tendrás que llenar con tu información personal y datos de contacto.
  4. Después de la solicitud en línea, la entidad bancaria confirmará tu identidad, gracias a una videollamada, una fotografía a tiempo real, preguntas de seguridad o la solicitud de documentos adicionales
  5. Ya podrás elegir donde quieres que te envíen tu tarjeta de débito. La tarjeta suele tardar entre 5-7 días hábiles en llegar, este periodo de tiempo depende de cada entidad bancaria.
  6. Una vez tu identificación verificada, el banco te proporciona los términos y las condiciones de la cuenta. No dejes de leer esos documentos antes de firmar. Podrás ver especificado las tarifas, los límites de transacción, etc. Esta firma será a través de la propia plataforma sin tener que acudir a una oficina física.

Tipos de cuentas bancarias

  • Cuentas corrientes: es un tipo de depósito a la vista que permite al cliente retirar el dinero en cualquier momento y sin preaviso. Se suele usar como cuenta central para operaciones bancarias del día a día, como ingresos, pagos, domiciliaciones de recibos, transferencias o retiro de efectivo. Además, las cuentas corrientes pueden tener uno o varios titulares y por lo tanto, pueden ser usadas por más de una persona.
  • Cuenta nómina: es aquella cuenta corriente donde se domicilia una nómina o pensión y nos proporciona unas ventajas adicionales. Este tipo de cuenta permite domiciliar nuestra nómina o pensión, pero también nuestros recibos de agua, luz, Internet, teléfono o gas. Asimismo, da la opción de realizar transferencias y traspasos, asociar tarjetas de crédito o débito, ingresar cheques, disponer efectivo de cajeros y oficinas, realizar operaciones y gestionarla online.
  • Cuenta ahorro: permite rentabilizar los ahorros, ya que el cliente deposita una cantidad de dinero en la entidad bancaria y esta, a cambio, le paga en función de los intereses generados. La rentabilidad obtenida vendrá determinada por el periodo de tiempo que el dinero se mantenga depositado en la entidad bancaria.Asimismo, existe la posibilidad de retirar el dinero en cualquier momento sin que suponga una penalización.
  • Cuenta online: tal y como lo hemos comentado, es una cuenta que el propio cliente abre online, usando la web o la app de la entidad bancaria. En este tipo de cuentas, el contrato entre el cliente y el banco se realiza a través de Internet.
  • Cuenta remunerada: es un tipo de cuenta bancaria que ofrece al cliente un tipo de interés a cambio de tener el dinero depositado en la entidad.
  • Cuenta no nómina: Eso es que ya cuenta corriente que no nos pide domiciliar nuestra nómina, ni ningún otro tipo de ingreso periódico. Este tipo de cuenta es útil cuando la fuente de la periodicidad de nuestros ingresos no es regular.
  • Cuenta infantil: Es una cuenta bancaria para niños. Donde los niños, podrán iniciarse en la educación financiera, aprender a administrar su dinero y ahorrar. Éstas cuentas tienen un límite de edad, da realmente hasta los 17 años, ofrecen una operativa limitada y siempre controlada por un adulto.
  • Cuenta joven: es una cuenta pensada para un público joven entre 18 y 31 años. Éstas cuentas comparten unas ventajas asociadas comunes, como la exención de comisiones, la exigencia de un ingreso mínimo, la tarjeta de débito gratuita, el carnet joven asociado y múltiples promociones, descuentos.

Diferencia entre tarjeta de débito y crédito 

A continuación, te contamos las principales diferencias entre una tarjeta de débito y crédito.

Tarjeta de crédito

Te permite hacer compras y disponer del dinero en efectivo con independencia del dinero que tengas en la cuenta asociada, puesto que el pago queda aplazado hasta el mes siguiente. Por lo que supone que contraes una deuda con la entidad bancaria que se encarga de emitirla.

Existen dos maneras de devolver el dinero gastado con una tarjeta de crédito:

  • Pagar el importe adeudado durante un determinado periodo de tiempo, de manera general, un mes. La principal ventaja de esta fórmula es que se devuelve el dinero sin intereses.
  • Pago aplazado: se aplaza el importe de la compra en pagos mensuales. Cada cuota está compuesta de una parte del capital a devolver y la otra de intereses.

Tarjeta de débito

Ofrecen la posibilidad de retirar dinero en efectivo en cajeros automáticos y hacer pagos en comercios físicos u online. En los dos casos, el importe se carga directamente y de forma instantánea en la cuenta asociada. En este tipo de tarjetas, es imprescindible disponer de saldo en la cuenta asociada para poder realizar el pago.