Córdoba

El Reina Sofía ampliará el servicio de diálisis domiciliaria a 40 personas

  • Hasta 90 pacientes esperan para un trasplante de riñón

La gerente del Reina Sofía, Valle García, y la delegada de Salud, María Jesús Botella La gerente del Reina Sofía, Valle García, y la delegada de Salud, María Jesús Botella

La gerente del Reina Sofía, Valle García, y la delegada de Salud, María Jesús Botella / Jordi Vidal

El Hospital Reina Sofía se ha marcado como reto cerrar el ejercicio de 2019 llevar la diálisis domiciliaria a 40 pacientes. Es lo que ha dicho la delegada de Salud, María Jesús Botella, con motivo de la celebración del Día mundial del riñón.

Botella ha indicado que hasta la fecha son 25 las personas que hacen uso de este tipo de diálisis, un número que se ha duplicado este año, ya que antes eran 12.

El requisito que un paciente debe cumplir para hacer uso de este servicio es que tiene que tener autonomía y que sus condiciones físicas sean idóneas.

Al respecto, la jefa de servicio de Nefrología del Reina Sofía, Sagrario Soriano, ha explicado que está opción es beneficiosa para el paciente, ya que "se realiza por la noche y no interrumpe la vida laboral".

Soriano, además, ha destacado que este tipo de diálisis es "fundamental para los pacientes jóvenes y durante los primeros años de la enfermedad".

Este tipo de diálisis, ha continuado, ofrece dos opciones al paciente. Una de ellas es la carácter peritoneal, por el que se introduce un catéter al paciente a través del ombligo, mientras que la segunda requiere un monitor y el apoyo de un cuidador, ya que hay un paciente que se tiene que pinchar -para recibir el tratamiento- con un acceso vascular.

Según los datos aportados por la Delegación de Salud, en Córdoba la enfermedad renal afecta a unas 80.000 personas en la provincia, mientras que 90 están a la espera de un trasplante de riñón.

Escuela de pacientes renales

Junto al objetivo de aumentar el número de pacientes que reciban diálisis domiciliaria, la delegación de Salud ha indicado que otro de los retos que manejan en su área es el de aumentar también la Escuela de Pacientes Renales, un proyecto en el que los profesores son los propios pacientes y cuentan con el apoyo de especialistas para desarrollar sesiones formativas con otros pacientes.

La previsión es que las primeras sesiones se pongan en marcha a partir del próximo mes de abril.

María Dolores Molina es una paciente con enfermedad renal y desde hace menos de un mes, según ha expuesto, ha iniciado la diálisis domiciliaria peritoneal. Esta opción, ha destacado, "favorece la conciliación de la vida familiar y laboral".

Molina, además, ha subrayado la importancia de esta escuela de pacientes, puesto que "hace que la enfermedad sea más llevadera hasta que llega el trasplante".

En su intervención, ha señalado también lo beneficioso de llevar hábitos de vida saludable y una buena alimentación para prevenir las enfermedades renales "para no sobrecargar de trabajo a nuestros riñones" y ha hecho un llamamiento a la donación de órganos.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios