Córdoba

Un día para mostrar el amor a las mascotas

  • El sacerdote de la Universidad de Córdoba bendice a los animales en el zoo por la festividad de San Antónl datos Perros, gatos y roedores son los animales más comunes aunque ayer llamó la atención la presencia de un milpiés.

Comentarios 1

Quien tiene una mascota sabe lo que significa el día de San Antón. Esta festividad, en la que se bendice a los animales, sirve para demostrar el amor que cada dueño siente por su animal de compañía, al que le une un afecto único desde el primer momento en el que entran en contacto. Entonces aparece la responsabilidad que supone cuidar de un ser vivo y que éste dependa de los cuidados que le dediquen. Por eso cientos de cordobeses acuden siempre a la llamada de San Antón, como ocurrió ayer en el Zoológico, donde casi 200 personas se acercaron al recinto municipal para que su mascota fuera bendecida por el sacerdote de la Universidad de Córdoba. Y es que se trata de una celebración que se realiza conjuntamente con la Facultad de Veterinaria, por lo ayer estuvieron tanto el presidente del Ingema, Rafael Jaén, como el decano de la Facultad de Veterinaria, Librado Carrasco, entre otros representantes del ámbito académico.

El ritual comienza siempre con la bendición del asno del zoo, Bartolo, que ya abre el campo para el resto de mascotas. Fundamentalmente perros, gatos, aves o reptiles son los que mas se bendicen. Carrasco aseguró que uno de los que más les llamó ayer la atención fue un milpiés, un insecto que llegó en su terrario y que rompió la tendencia de los perros y gatos que imperó durante la mañana. El sacerdote también tuvo que bendecir a muchos roedores, como hámsters o cobayas, que ganan terreno como animales domésticos. Y, en cuanto a las aves, los periquitos y los agapornis también fueron mayoría.

A todos los asistentes se les obsequió con un regalo. Para los dueños de perros el galardón fue una caja de piensos de viaje, donde introducir la comida para transportarla y que además permite que el animal coma en el mismo recipiente. Para los cuidadores de gatos, un ratoncito de juguete, y también se repartieron peluches pequeños para los niños.

El Ayuntamiento aprovechó para sensibilizar sobre la recogida de excrementos de los perros, así como del peligro de soltar animales de especies exóticas a la naturaleza una vez que su propietario ya no lo s quiere como mascotas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios