Córdoba

Los delitos contra la libertad sexual se disparan un 64% hasta junio

  • El conjunto de las infracciones penales ha crecido un 7,5% en la provincia, mientras que en la capital lo ha hecho un 11,8%

  • Los robos con fuerza en viviendas bajan en el primer semestre

Agentes de la Policía Nacional, en el entorno de la Mezquita. Agentes de la Policía Nacional, en el entorno de la Mezquita.

Agentes de la Policía Nacional, en el entorno de la Mezquita. / el día

Ya sea porque hay más conciencia a la hora de denunciar o porque sigue siendo un problema aún muy presente en la sociedad, la realidad es que los delitos contra la libertad e indemnidad sexual siguen estando muy presentes en Córdoba, hasta el punto que en el primer semestre se han disparado un 64%, según el balance criminalidad que elabora el Ministerio del Interior. El documento, al que ha tenido acceso este periódico, recoge que entre enero y junio se contabilizaron en la capital 64 casos, frente a los 39 contabilizados en el mismo periodo del año pasado, lo que supone ese incremento del 64%, prácticamente el doble. Dentro de este conjunto de delitos hay que diferenciar entre las agresiones sexuales con penetración y el resto de delitos. En el primer caso, sin embargo, ha habido un descenso entre enero y junio al registrarse tres violaciones frente a las seis del mismo periodo de 2017. Es en el "resto de delitos" contra la libertad sexual en los que se evidencia ese incremento, al haberse registrado 61 frente a los 33 del año pasado, lo que supone una subida del 84%. En el conjunto de la provincia también se han incrementado estas infracciones, aunque en menor medida. Entre enero y junio subieron un 26% al pasar de 77 a 97 casos. Las agresiones con penetración cayeron un 22% -siete frente a nueve-, mientras que el resto de delitos crecieron un 32%, al registrarse 90 en el primer semestre de este año frente a las 68 de 2017.

El crecimiento de las denuncias por agresiones sexuales ya se estaba dando en los últimos registros estadísticos del Ministerio del Interior. Es un fenómeno propio de toda España y no sólo de la provincia de Córdoba. El repunte de estas denuncias se debe en gran parte al efecto que ha generado la Manada, que ha animado a muchas mujeres a acudir a las comisarías de la Policía Nacional y los cuarteles de la Guardia Civil a denunciar cualquier episodio que pudiera ser constitutivo de un delito contra la libertad sexual. Este tipo de agresiones no siempre se denuncian, en parte por la vergüenza que pasan las víctimas, que a veces prefieren guardar silencio. Casos como el de la Manada están invirtiendo esta tendencia, aunque no haya sido el único episodio de este tipo, debido a la alarma social que se ha generado.

Las agresiones sexuales no son los únicos delitos que se han incrementado en Córdoba en este semestre. En el caso de la capital, se han incrementado los hurtos, que constituyen además el capítulo más numeroso. Así, entre enero y junio se contabilizaron 2.658 denuncias por hurto, frente a las 2.526 del mismo periodo del año pasado, lo que supone un 5% más. También hubo más sustracciones de vehículos, 164 frente a 146 (un 12,3% más) y se registró igualmente un incremento en los delitos de tráfico de drogas. En este caso, la subida fue del 13,5% al pasar de las 37 infracciones en el primer semestre de 2017 a las 42 en el mismo periodo de este ejercicio.

En cuanto a los robos, la estadística de Interior establece dos grupos, un lado los que se cometen sobre las personas y, por otro, en las viviendas. En el primer caso, los episodios con violencia e intimidación crecieron un 12,7%, al registrarse 257 denuncias, mientras que las infracciones en las casas cayeron un 19%, hasta las 351. La mayoría de estos delitos también se cometen con fuerza e intimación (248), aunque esta cifra supone igualmente un descenso con respecto al año pasado, en este caso del 8%. Durante el primer semestre de este ejercicio, en Córdoba también se registraron un 13% más de riñas y pelas (25 frente a las 22 del año pasado).

En cuanto a los delitos más graves, los homicidios dolosos y asesinatos consumados se mantuvieron con un caso, mientras que los asesinatos en grado de tentativa bajaron un 33%. Esta evolución, sin embargo, no es la misma en el conjunto de la provincia, ya que en total se registraron tres asesinatos, contando en este caso con la muerte violenta de un anciano en Baena y el suceso de Priego de Córdoba, donde un joven mató a otro y después se suicidó.

En el conjunto de la provincia, las infracciones penales han crecido un 7,5%, mientras que en el caso concreto de la capital el incremento ha sido del 11,8%. En cuanto a la criminalidad en Lucena repuntó un 6,3% en el primer semestre del año, mientras que en Puente Genil cayó un 18%, según los datos aportados por el Ministerio del Interior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios