Economía

La segunda ola del coronavirus obliga al cierre del 50% de los hoteles de Córdoba

  • El sector reclama a las instituciones un plan de rescate y ayudas directas

Manuel Fragero y Félix Serrano, durante la rueda de prensa. Manuel Fragero y Félix Serrano, durante la rueda de prensa.

Manuel Fragero y Félix Serrano, durante la rueda de prensa. / Lolo Agredano

La segunda ola del coronavirus ha provocado ya el cierre del 50% de los alojamientos turísticos de Córdoba de manera temporal. Es uno de los datos que ha presentado la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), que también ha señalado que de los establecimientos que aún permanecen abiertos tienen una ocupación menor del 10%, una situación que "hace inviable la viabilidad económica de las empresas del sector alojativo".

La situación del sector turístico en Córdoba es tan dramática y las perspectivas son tan malas que, según ha expuesto el vocal de Aehcor, Manuel Fragero, "habrá un un porcentaje que no podrá reabrir, ya hay algunos que han tenido que traspasar el negocio". "No hay clientela, solo personas desplazadas por trabajo", ha lamentado. 

"El sector encarrilla la crónica de una muerte anunciada y está al borde de la quiebra; estamos muy expuestos a las visicitudes económicas. No hemos recibido ninguna ayuda, solo los ERE y los créditos ICO", ha subrayado, al tiempo que ha recordado que esta situación ya se vivió durante el primer estado de alarma cuando se suspendió la actividad por completo. Desde entonces, ha continuado, el sector ha registrado "una caída de ventas históricamente desconocida por parte de nuestros establecimientos".

Fragero, además, ha destacado que con todas las restricciones y medidas de restricción de la movilidad, según el INE, en Córdoba se ha registrado una caída del 80% de las pernoctaciones, con un total de 357.356 noches de hotel en lo que va de año. 

Sin embargo, ha lamentado que "el Ayuntamiento no nos ha eximido de pagar tasas y nos ha cobrado servicios que no hemos usado, como el impuesto de basura o el IBI, a pesar de no tener actividad". 

"Hemos tenido cero ingresos y hemos perdido en torno a un 80% de los ingresos durante el año. Somos el primer sector que sufrió la pandemia y seremos los últimos hasta que no se reactiven los viajes internacionales y los grupos", ha insistido.

De manera consecuente, este hecho ha provocado también la pérdida de empleo en el sector, con una caída del 58% en el caso de la capital, mientras que en el caso del empleo indirecto ha sido en más de 2.000 personas.

Medidas económicas

Desde Aehcor han planteado diversas ayudas para intentar hacer frente a esta crisis. Una de ellas se centra en el ámbito económico como la inyección de un montante económico de ayudas directas al sector para el pago de alquileres, suministros e hipotecas durante el periodo de restricción de movimientos y actividades, a consecuencia de la evolución de la pandemia, que afecten al normal desarrollo de la actividad hotelera , como consecuencia del cese de actividad o de la baja ocupación.

La bonificación del IBI y del IAE al 95% en los periodos de cierre vividos estos meses y en los que se hayan producido o se vayan a producir a futuro, incluyendo una proporcionalidad vinculada a la carga fiscal es otra de las demandas que han planteado o, en su defecto, convocar una línea de ayudas para posibilitar dichas bonificaciones es otra de las propuestas.

Otra de las medidas que han solicitado ha sido la exención de las tasas municipales y cánones en los periodos de cierre vividos estos y en los que se hayan producido o se vayan a producir a futuro, incluyendo una proporcionalidad vinculada a la carga fiscal o convocar una línea de ayudas para posibilitar dichas bonificaciones.

La elaboración de un plan estratégico para el desarrollo del sector en Córdoba y que se cuente con las asociaciones empresariales para su ejecución, además de la eliminación de los impuestos que gravan el consumo de energía y la reducción del IVA a un tipo superreducido, además de una moratoria por normativa y, por lo tanto, impuesta a los bancos de los pagos de los préstamos e hipotecas a todos los niveles de entre tres y cinco años son otras de las peticiones.

A todo ello se suma evitar por norma que los bancos no hagan negocio con la concesión de los ICO y que los concedan para pagar deuda o alquileres.

Medidas de ámbito social

Junto a estas medidas de carácter económico, desde Aehcor han planteado iniciativas de ámbito social, como garantizar la prórroga de los ERTES por causa de fuerza mayor hasta la normalización de la actividad o al menos hasta 31 de julio 2021 y con bonificación del 100% sobre las cuotas de la seguridad Social o, en su defecto establecer un plan de ayudas directas al sector para sufragar las posibles cuotas a la Seguridad Social.

La eliminación del compromiso de empleabilidad de seis meses determinado por el Gobierno central para aquellos trabajadores afectados por un ERTE con causa de fuerza mayor y también la de la cuota de autónomos durante el periodo en el que se establezcan limitaciones o restricciones al normal desarrollo de la actividad es otra de las peticiones.

Entre sus demandas también se encuentran la eliminación o exención del pago de las cuotas correspondientes a las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual durante el periodo donde se establezcan limitaciones o restricciones al normal desarrollo de la actividad. 

El desarrollo de un programa dirigido a la facilitar la contratación de seguros que garantice a los clientes la asistencia sanitaria, repatriación o transporte, desplazamiento de un familiar, convalecencia en el hotel es una propuesta más. Se trata de una acción, que según ha expuesto Fragero, podría ser complementada con acciones de promoción vinculando este tipo de servicio a la oferta, y dando certeza y seguridad al cliente frente a las incertidumbres generadas por el covid-19 como destino seguro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios