Córdoba

Coronavirus en Córdoba: "Tengo todo en el piso y no puedo recoger nada"

  • Alumnos de la UCO relatan los problemas derivados por la crisis del coronavirus que les impiden recoger sus pertenencias de los pisos de alquiler

Estudiantes de la UCO que viven en piso de alquiler tras la declaración del estado de alarma. Estudiantes de la UCO que viven en piso de alquiler tras la declaración del estado de alarma.

Estudiantes de la UCO que viven en piso de alquiler tras la declaración del estado de alarma. / El Día

Inmaculada Villén cogió el autobús hacia Puente Genil, su localidad natal, justo el día antes de que se decretara el estado de alarma por la crisis del coronavirus. En un principio, esta joven alumna de segundo curso del grado de Química de la Universidad de Córdoba (UCO), no contemplaba -ni ella, ni nadie- que la limitación de la libertad de movimientos se fuera a prorrogar más de dos semanas y, por eso, cogió lo meramente imprescindible para volver a casa de sus padres. 

Desde aquel viaje inicial que apenas iba a suponer estar en Puente Genil durante unos quince días, ha pasado ya más de un mes. Las clases en la UCO se han suspendido de manera presencial y "todo ahora es online", anota. Sin embargo, seguir el curso de manera virtual no es el mayor problema de esta futura graduada en Química, sino el hecho de tener que seguir pagando el alquiler del piso, buena ella no, sus padres. 

Aún así, explica que han conseguido llegar a un acuerdo con la propietaria del piso para abonar la mitad de cada mes hasta junio, que no van a poner utilizar ni ella, ni sus compañeras. Alcanzada esta situación transitoria, que no beneficiosa para ella, surge otro problema: su ropa, sus apuntes, su mesa y silla de escritorio, además de la comida que tenían, sigue en el piso y no pueden acudir a él para recoger nada por las estrictas medidas de confinamiento. 

Ante esta situación, Inmaculada considera necesario que se arbitren algún tipo de medidas -que podrían llegar en alguna fase del desconfinamiento anunciado por el Gobierno- para poder recuperar sus pertenencias. "La solución pasaría, por ejemplo, que nos dejaran un día ir, por apellidos o por calles, como sea, para poder recoger las cosas", subraya. 

Fátima Bayona se encuentra en la misma situación. Alumna de cuarto del grado de Veterinaria y a pocas horas de hacer su primer examen online, la joven reconoce que hay "bastantes alumnos" de la UCO que tienen este problema, el mismo que ella y sus tres compañeras de piso, que son de Málaga y de Pozoblanco. 

Apuntes de la alumna de Veterinaria de la UCO Fátima Bayona. Apuntes de la alumna de Veterinaria de la UCO Fátima Bayona.

Apuntes de la alumna de Veterinaria de la UCO Fátima Bayona. / El Día

Cuando se decretó el estado de alarma, relata, "nos fuimos, cogimos lo justo y unos pocos apuntes porque los exámenes no estaban tan cerca". Eso de coger lo justo -pensaban también que apenas serían dos semanas y que luego podrían regresar- les hizo, en su casa, dejar también en el piso de Ciudad Jardín en el que viven. Pasadas tantas semanas, la conclusión y el lamento es el mismo: "No podemos ir a recoger nada".  

La joven insiste en los problemas que esta situación genera a todos los estudiantes de la UCO que se encuentran en la misma situación y alude también a la comida que han dejado en el frigorífico, que de manera evidente, se va a echar a perder. Además, reconoce que en su caso siguen pagando el alquiler del piso "que no podemos utilizar" y avanza se les avecina otro problema, ya que su intención era cambiar de domicilio a partir del próximo curso.

Se trata de una situación que, de momento, no pueden solventar porque "no podemos visitar pisos y tampoco podemos hacer la mudanza para recoger las cosas".

El relato de ambas jóvenes alumnas de la UCO es similar al de Rocío Mejías, también estudiante de quinto de Veterinaria, natural de Sevilla y que reside en un piso de alquiler en Ciudad Jardín, una de las zonas de la capital cordobesa en la que vive la mayor parte de los estudiantes universitarios. Hasta Sevilla regresó después de que se decretarse el estado de alarma y allí continúa con sus padres llevando sus estudios de manera virtual. "El problema es que no sabíamos que esto se iba a alargar tanto; nos fuimos corriendo y cogimos lo justo", relata.

Rocío Mejías, alumna de quinto de Veterinaria de la UCO, sigue sus estudios en su casa natal de Sevilla. Rocío Mejías, alumna de quinto de Veterinaria de la UCO, sigue sus estudios en su casa natal de Sevilla.

Rocío Mejías, alumna de quinto de Veterinaria de la UCO, sigue sus estudios en su casa natal de Sevilla. / El Día

Además de mencionar y coincidir en los hechos con Fátima e Inmaculada, esta alumna incide en que uno de sus mayores problemas es que tiene en Córdoba gran parte de sus apuntes. Este hecho le ha provocado, por ejemplo, que no haya podido presentarse a uno de los exámenes previstos por la falta de materia para prepararse.

Por el momento, cuenta que la casera del piso "nos ha perdonado el mes de abril, pero es que no estamos usando el piso". Entre sus demandas, como las que ha planteado el Consejo de Estudiantes de la UCO, es que se arbitren medidas para el alumnado que no es de Córdoba "para recoger los apuntes, las cosas que tenemos en el piso y rescindir el contrato". 

El presidente del Consejo de Estudiantes de la UCO, Pedro Rivera, por su parte, refrenda la situación que viven gran parte de los alumnos de la institución académica y lamenta que, hasta la fecha, sigan sin habilitarse permisos para que puedan regresar a sus pisos y recoger sus pertenencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios