Córdoba

Más de 2.000 cordobeses sufren de daño cerebral adquirido cada año

  • Ningún centro de salud público de Córdoba ofrece la rehabilitación global que demandan

Antonio Galindo, de Acodace; Alba Díaz, de Avanza, y Francisco Mulero, gerente del Mercado Victoria. Antonio Galindo, de Acodace; Alba Díaz, de Avanza, y Francisco Mulero, gerente del Mercado Victoria.

Antonio Galindo, de Acodace; Alba Díaz, de Avanza, y Francisco Mulero, gerente del Mercado Victoria. / Juan Ayala

El daño cerebral adquirido (DCA) es cualquier lesión o daño en el cerebro que aparece por distintos motivos (no genéticos ni de nacimiento) y que pueden ir desde traumatismos craneoencefálicos (motivados por accidentes de tráfico, laborales, golpes o caídas), tumores, enfermedades infecciosas, ictus o accidentes cerebro vasculares (ACV) que afectan a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro, situación que deja secuelas motoras, cognitivas, de comunicación y funcionales.

Según los datos del Centro de Rehabilitación Neurológica (Avanza) y la Asociación Cordobesa de Daño Cerebral (Acodace), se registran entre 2.000 y 3.000 nuevos casos de DCA anualmente en Córdoba, de los cuales el 75% necesita de rehabilitación puntual o continuada. Dicha rehabilitación implica atención física, logopédica y cognitiva, aunque depende del paciente.

Como ha explicado el presidente de Acodace, Antonio Galindo, “actualmente el sistema público de salud está desbordado y no puede atender a estos pacientes”, por lo que esas personas que van buscando atención de manera inmediata, “quedan en stand by, en una necesidad de rehabilitación que se debe hacer lo antes posible”.

Ante esta situación, “debemos ser realistas”, ha dicho Galindo, “para llegar al total de personas afectadas con DCA tenemos que unir fuerzas entre instituciones públicas y privadas y que asuman ese compromiso con la sociedad”.

Las cifras en Córdoba van en aumento, según ha explicado la psicóloga general sanitaria del Centro Avanza, Alba Díaz, quien coincide con Galindo al explicar que “en ningún hospital público de Córdoba se brinda la atención completa que los pacientes requieren”. Además, ha asegurado que la atención psicológica de los familiares de los afectados “se vuelve imprescindible para que puedan llevar una vida relativamente normal”.

Díaz ha enfatizado en la importancia de realizar un buen diágnostico, pero también en la necesidad de “informar a las personas afectadas sobre qué pasa después, qué oportunidades tienen desde el sector público y privado y con qué especialistas deben tratar una rehabilitación transdisciplinaria para conseguir una buena calidad de vida”.

Es por esto que, bajo el lema Una vida salvada merece ser vivida, las organizaciones Acodace y Avanza, con la colaboración del Mercado Victoria, realizarán las II Jornadas del Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido, que se sellevarán a cabo este martes 22 de octubre en el Mercado Victoria de 18:00 a 20:00. En la actividad, los especialistas explicarán las perspectivas médicas, el abordaje de la enfermedad y la dieta saludable que deben llevar.

Además, los asistentes podrán escuchar testimonios reales de pacientes y realizar las preguntas que necesiten a los profesionales de la salud.

El objetivo de la jornada, según han reiterado desde ambas organizaciones, es informar y acercar a los asistentes a la realidad de la situación para concienciar sobre las ideas, funciones y necesidades no solo de estos pacientes, que cada vez son más en Córdoba, sino también de las organizaciones que los atienden.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios