Elecciones

Más de 648.000 cordobeses pueden votar este domingo en los 414 colegios habilitados

  • En la provincia se eligen seis diputados al Congreso y cuatro senadores entre las 12 listas que compiten

Colocación de urnas en el Colegio Torre de la Malmuerta. Colocación de urnas en el Colegio Torre de la Malmuerta.

Colocación de urnas en el Colegio Torre de la Malmuerta. / Laura Martín

Más de 648.000 cordobeses podrán ejercer su derecho al voto en las elecciones generales del 28-A, lo que supone un descenso de 2.396 electores en relación a los comicios celebrados el 26 de junio de 2016, según los datos oficiales que ofrece la Oficina del Censo Electoral.

En concreto, un total de 648.788 ciudadanos cordobeses, 18.128 de ellos residentes en el extranjero, están llamados a las urnas este 28 de abril en las que son ya las decimocuartas elecciones generales del periodo democrático. Del conjunto de electores cordobeses llamados a las urnas, un total de 22.900 podrán ejercer el derecho al voto por primera vez en unos comicios generales por haber cumplido 18 años desde la anterior votación.

En estos comicios abrirán 414 colegios electorales y los cordobeses dispondrán de 913 mesas electorales, 2.364 urnas, 1.342 cabinas y 8.060.000 papeletas para ejercer el derecho al voto. Por Córdoba, se eligen un total de seis diputados al Congreso y cuatro senadores en los 77 municipios de la provincia tras la incorporación de Fuente Carreteros y La Guijarrosa. La estructura se completa con diez juntas electorales de zona, las mismas que en junio de 2016. Los electores podrán depositar su voto presencial en el colegio electoral, mesa y sección adjudicada, notificadas en la tarjeta censal de 09:00 a 20:00.

Un total de 1.652 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las Policías Locales velarán en Córdoba por la seguridad de la jornada electoral, según ha informado la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela. Del total de efectivos, 463 pertenecen al Cuerpo Nacional de Policía, 900 a la Guardia Civil y 289 son policías locales.

Seis diputados y cuatro senadores es lo que aporta Córdoba a las Cortes Generales, diez asientos en el Congreso y en el Senado que ya no son cosa de tres –como ha ocurrido históricamente– ni de cuatro, sino de cinco, toda vez que Vox podría colarse con un representante en la Cámara Baja.

Esa es la idea que se baraja en la mayoría de las direcciones provinciales de los partidos, que llegan a la jornada de 28 de abril con la misma incertidumbre que se respira a nivel estatal. Otra coincidencia, De los cinco fuerzas con aspiraciones a obtener escaños –PSOE, PP, Unidas Podemos, Cs y Vox–, casi todos presagian que al menos uno de ellos se quedará fuera, aunque serán las urnas las que determinen quién o si, por el contrario, todos encuentran acomodo en la Carrera de San Jerónimo.

Los números 1 al Congreso de Cs (Marcial Gómez), PSOE (Luis Planas), PP (Andrés Lorite) y UP (Martina Velarde). Los números 1 al Congreso de Cs (Marcial Gómez), PSOE (Luis Planas), PP (Andrés Lorite) y UP (Martina Velarde).

Los números 1 al Congreso de Cs (Marcial Gómez), PSOE (Luis Planas), PP (Andrés Lorite) y UP (Martina Velarde). / Juan Ayala

Por ahora, el PSOE aparece como ganador en todos los sondeos, lo que significaría recuperar el liderazgo en la provincia que le arrebató el PP en las generales de 2016. A priori, los socialistas cuentan con el candidato más solvente, como es el ministro de Agricultura, Luis Planas, que es sin duda el más conocido pero al que le costó que la dirección provincial aceptara el liderazgo de la candidatura. De hecho, tuvo que intervenir la dirección federal para colocar al ministro en el número uno, al igual que en otras circunscripciones.

En el PSOE dan por hecho que obtendrán al menos los dos escaños logrados en 2016 e incluso se aventuran a un tercero, lo que sería todo un éxito. Todo lo contrario ocurre en el PP, claro ganador en la provincia hace tres años y que ahora podría verse perjudicado por la irrupción de Vox y un posible auge de Ciudadanos.

El candidato popular, Andrés Lorite, es de la plena confianza de Pablo Casado y sus aspiraciones pasan por mantener sus dos puestos en el Congreso. La meta de Ciudadanos es seguir escalando posiciones con su cabeza de cartel, Marcial Gómez, que logró un sillón en 2016, aunque por detrás de Podemos.

La candidata de Unidas Podemos, Martina Velarde, también se juega que su partido mantenga el escaño, pero tanto en el seno de IU como de Podemos hay dudas al respecto. Confían en el apoyo que la izquierda ha logrado siempre en la capital y en la denominada Campiña roja.

La incógnita es Vox. Desaparecidos durante toda la campaña, a su candidato, José Ramírez, apenas se ha dejado ver, tan solo durante el mitin de Santiago Abascal en el Palacio de Congresos. En cuanto al Senado, PSOE y PP se disputan la hegemonía en la Cámara Alta, de manera que históricamente se han alternado con tres y un asiento, dependiendo de cuál de ellos ha obtenido más votos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios