Protesta

El colectivo de personas trans de Córdoba se concentra para exigir que la ley llegue al Congreso

  • La asociación Todes Transformando acusa a Carmen Calvo de impedir que el texto inicie su trámite

  • Piden que Podemos, junto a los que apoyaron la investidura, hagan un registro conjunto de la ley

Concentración del colectivo de personas trans de Córdoba.

El colectivo de personas trans de Córdoba apoya una iniciativa de huelga de hambre y protesta para que se desbloquee la llamada Ley Trans y finalmente llegue al Congreso de los Diputados para su debate. Desde la torre de la Calahorra, donde se han concentrado este miércoles, 10 de marzo, piden que Unidas Podemos, junto al resto de partidos que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez, hagan un registro conjunto del texto, como una proposición de ley, para que esta llegue al pleno para su debate y tramitación, hecho que daría por finalizada la huelga de hambre nacional.

La presidenta de la asociación Todes Transformando Córdoba, Carmen Cevallos, ha explicado que "los enfrentamientos entre PSOE y UP", partidos que conforman el Gobierno español, "bloquean la Ley Trans, llevando a la comunidad a sufrir las consecuencias" que afecta incluso a niños muy pequeños.

Para Cevallos, la vicepresidenta Carmen Calvo "lo que está es obstaculizando que se registre la ley, que es súper necesaria para el colectivo". Así, ha invitado a la cordobesa "a conocer la asociación y nuestra realidad" y ha afirmado que "yo cuando empecé en esto era una ignorante, pero se puede ir aprendiendo que la diversidad existe y todos tenemos cabida en la sociedad". Según el colectivo, la vicepresidenta "mantiene posiciones trans excluyentes". 

"Yo puedo cambiar mi cuerpo, pero no puedo cambiar mi mente", asevera Cevallos acerca de la diferencia de género, identidad y sexualidad, un debate que se ha vuelto a abrir con el texto de la ley. "El género es un sentimiento interno que hay que escuchar, son personas que sienten su identidad, no piensan en un momento si quieren ser chicas o chicos, no es auto identificación", explica.

"Hemos tenido personas que pasan por la asociación que a veces se sienten chicos y a veces chicas, y por eso se habla de todes, el género no son dos puntas, hay muchas sillas en medio", dice Carmen Cevallos, y afirma que "son momentos tan difíciles para ellos y sus familias que en ningún momento una persona que no siente lo que es, lo dice, es tan fuerte que nadie dice eso por gusto". 

Andalucía fue la primera comunidad autónoma en permitir la libre elección del género en una ley pionera que se aprobó hace ya seis años. En este sentido, Cevallos destaca que lo que se quiere lograr es facilitar la vida del colectivo de toda España y que "los niños sean felices más allá del conflicto político" pues consideran que "la legítima reivindicación de sus derechos es usada como elemento de confrontación política".

Los niños, una transición muy dura

"Paula no nació Pablo, nació Paula", expresa la abuela de una niña trans de nueve años. "Cuando le hicimos el tránsito y lo vestimos de niña, le mostramos dos fotografías y le dijimos que en una era niño y en otra una niña y dijo que no, que siempre había sido una niña y que así nació". Así lo explica su abuela, África Rodríguez, presente en la concentración de este miércoles en Córdoba. 

África Rodríguez y Carmen Cevallos, al frente de la protesta. África Rodríguez y Carmen Cevallos, al frente de la protesta.

África Rodríguez y Carmen Cevallos, al frente de la protesta. / Miguel Ángel Salas

Paula empezó su transición cuando tenía seis años y ya su familia se encuentra haciendo exámenes analíticos para, más adelante, hacer también la transición hormonal. "El día más feliz de su vida fue cuando sus padres se dieron cuenta de que era una niña", destaca, y expresa que desde muy pequeña "tenía mucha rabia dentro, lloraba y no se sentía bien y para los padres es muy doloroso, no lo comprendes al principio". 

La familia de Paula luchó para cumplir el protocolo en el colegio donde estudia, donde estuvieron "reacios al principio pero su tutora lo comprendió, lo que hace falta es más información". En este sentido, el colectivo demanda que las personas transexuales necesitan tener un nombre y una identidad en sus documentos no solo en Andalucía, sino en toda España. 

En los últimos años España ha vivido una apertura hacia el colectivo trans sin precedentes, destacan desde la asociación cordobesa, en gran parte por el surgimiento de asociaciones especificas trans, "más allá de las organizaciones LGBTI tradicionales" y también la aparición de asociaciones de familias que representan a la infancia y juventud trans, "que han realizado un gran trabajo de sensibilización e información".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios