Sucesos

Muere una cordobesa en el choque de trenes en Barcelona

  • La joven tenía 26 años y es la única víctima mortal del accidente

Estado en el que ha quedado uno de los trenes tras el accidente. Estado en el que ha quedado uno de los trenes tras el accidente.

Estado en el que ha quedado uno de los trenes tras el accidente. / CEDIDA POR @LUSBERTH (ACN)

Comentarios 1

La víctima mortal del accidente ferroviario ocurrido pasadas las 18:00 del viernes al chocar frontalmente dos trenes cerca del antiguo apeadero de Castellgalí, entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa, era cordobesa. Además, seis personas han resultado heridas de gravedad, 15 de carácter menos grave y 37 leves. La joven, según han confirmado los servicios de emergencias, tenía 26 años.

Casi medio centenar de personas han sido atendidas en la zona habilitada por los equipos de emergencia en las inmediaciones del lugar del accidente pero han podido marchar por su propio pie, según las fuentes.

El resto de viajeros han resultado ilesos y ya han sido evacuados, en un tren y varios autocares, mayoritariamente a Manresa, en cuya estación se ha instalado el primer centro de atención a los familiares, al que se ha sumado después otro en la estación de Sants, en Barcelona.

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF) ha manifestado su dolor por la muerte de su compañera en una nota en la que "transmite toda su solidaridad y apoyo a la familia, ante tan sensible pérdida" y añade que hasta que no se determinen las causas del accidente no hará valoración alguna.

Renfe ha comenzado la investigación para determinar las causas del accidente, que ha ocurrido en un tramo con doble vía al chocar frontalmente dos trenes, uno de la línea de media distancia R-12 (que prestaba servicio entre L'Hospitalet de Llobregat y Lleida) y otro de la R-4 de Rodalies (que circulaba entre Terrassa - Manresa).

Muchos de los heridos menos graves o leves han sido evacuados en otro tren que se ha acercado a la zona del siniestro y han sido conducidos a la estación de Manresa, mientras que tres autocares han evacuado a los pasajeros ilesos también a Manresa y a Terrassa.

A consecuencia del accidente ferroviario, la carretera C-55 ha sido cortada entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa en ambos sentidos para que los servicios de emergencia pudieran trabajar y el tráfico se ha desviado hacia la C-16, lo que ha provocado algunas retenciones.

En las tareas de rescate han actuado 19 dotaciones de Bomberos de la Generalitat, 25 de los Mossos d'Esquadra, 23 ambulancias, un vehículo de logística, psicólogos y personal del área médica del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), así como técnicos de Protección Civil de la Generalitat y personal de Renfe.

Los equipos de emergencia, en un primer momento, han instalado en el Ayuntamiento de Castellgalí un centro de atención a los familiares y a las víctimas del accidente, aunque posteriormente lo han trasladado a la estación de Renfe de Manresa.

A causa del accidente, la línea 4 de Rodalies está interrumpida entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa y Renfe ofrece un servicio alternativo por carretera.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el conseller de Interior, Miquel Buch, se han dirigido al lugar del accidente para seguir en primera línea el trabajo de los equipos de emergencia.

Un pasajero ha sido el que ha avisado del siniestro a las 18.20 horas de la tarde, ante lo que Protección Civil ha activado en fase de alerta el plan de emergencias ferroviarias Ferrocat.

El pasado 20 de noviembre, un desprendimiento de tierras causó el descarrilamiento de un tren en la línea R-4 entre Terrassa y Manresa, a la altura de Vacarisses, en el que una persona resultó muerta y 41 heridas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios