EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La ceniza que abre el tiempo de Cuaresma

  • El obispo oficia una misa en la Catedral con la que comienza la preparación para la Semana Santa La Sangre celebra una vía crucis de carácter extraordinario

Ayuno, limosna y oración. Estos son los tres pilares en los que se sostiene el tiempo de Cuaresma que ayer dio comienzo y que concluirá el próximo Jueves Santo. Se trata del periodo de reflexión que marca la Iglesia y en el que las hermandades aprovechan para celebran numerosos actos, al tiempo que apuran los preparativos para las procesiones que se iniciarán el Domingo de Ramos, esto es, el próximo 24 de marzo. El Miércoles de Ceniza, por tanto, marca el inicio del tiempo de cofrade por excelencia.

Según explica el sacerdote Pablo Garzón, la jornada de ayer representa el "inicio de la Cuaresma". Recuerda, además, que "la simbología de la ceniza llega de una frase de uno de los libros del Antiguo Testamento: recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás". Por ello, las parroquias de la capital celebraron ayer misas en la que se impuso la ceniza a los fieles, como la que tuvo lugar en la Catedral y que ofició el obispo, Demetrio Fernández, quien recordó la importancia de este tiempo de penitencia para la comunidad cristiana.

Junto a la imposición de ceniza, tres hermandades celebraron ayer un vía crucis. Una de ellas fue la cofradía de La Merced, que celebró el desfile penitencial en el interior de la parroquia de San Antonio de Padua.

La hermandad de La Sangre también se sumó a la celebración del Miércoles de Ceniza con un vía crucis por primera vez. Su hermano mayor, Carlos Rubio, explica que su puesta en marcha se debió al Año de la Fe convocado por el Papa Benedicto XVI. "Es una salida extraordinaria y algo que no se repetirá", reconoce. El vía crucis extraordinario, que salió del convento de Capuchinos, contó con el acompañamiento de la capilla musical Ars Sacra de Écija (Sevilla), mientras que el Santísimo Cristo de la Conversión fue portado en el paso de la imagen de la Divina Pastora de Capuchinos. Rubio también hace hincapié en la importancia del tiempo de Cuaresma, tanto para los integrantes de una cofradía como para el resto de católicos. "Es un tiempo de reflexión y preparatorio para la Semana Santa", considera, al tiempo que incide en que estos días son los de "más ajetreo" para cualquier cofradía. A su juicio, hasta el próximo Martes Santo -día en el que la cofradía de La Sangre pone a sus titulares en la calle- "los actos se multiplican, hay que preparar los pasos y hacer el reparto de túnicas, entre otros". Por cierto, que Rubio reconoce que para la próxima Semana de Pasión la cofradía de La Sangre no cuenta con ningún estreno.

"La Cuaresma es un tiempo de recogimiento", asegura la hermana mayor de La Esperanza, Olga Caballero, minutos antes de que diera comienzo el vía crucis de Nuestro Padre Jesús de las Penas, que contó con el acompañamiento musical del quinteto de capilla de la banda de música María Santísima de la Esperanza. Caballero también señala que durante los próximos días el trabajo para los cofrades aumenta de manera considerable. "Hay mucho trabajo y obligaciones que cumplir", sentencia.

Mientras que estos tres vía crucis dieron el pistoletazo de salida a la Cuaresma, la Agrupación de Hermandades y Cofradías celebrará el suyo el próximo sábado; la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto será la que presida el cortejo penitencial. Por primera vez, la hermandad del Huerto se encargará de la organización del cortejo de ida y vuelta a la Catedral, mientras que el resto de cofradías sólo participarán en él durante el rezo del vía crucis, que se celebrará en el interior del templo más importante de la Diócesis. El cortejo de ida hacia la Catedral saldrá de la parroquia de San Francisco y San Eulogio a las 17:00 y contará con el acompañamiento de música de capilla propio de la Agrupación Musical Ecijana Amueci de Écija (Sevilla). La hora de llegada prevista a la Catedral es a las 18:30, cuando dará comienzo el rezo del vía crucis. El regreso del cortejo penitencial está previsto a las 20:00 y, una vez que llegue hasta la parroquia tendrá lugar un besapiés extraordinario de la imagen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios