Tradición

Las canciones de la verdadera Navidad

  • Seis grupos de campanilleros y zambombas de la Subbética recorren el centro de Córdoba desde el palacio de la Merced mostrando villancicos clásicos y otros típicos de su zona

Un grupo de niños cantan villancicos a las puertas del palacio de la Merced. Un grupo de niños cantan villancicos a las puertas del palacio de la Merced.

Un grupo de niños cantan villancicos a las puertas del palacio de la Merced. / Juan Ayala

Antes de que existieran internet, las redes sociales e incluso la televisión, la Navidad se vivía de forma más verdadera, en hermandad con la familia y los vecinos mientras cada uno aportaba lo que tenía. Esa era la esencia de estas fechas; el compartir y disfrutar entre todos en unas reuniones en las que no podían faltar los villancicos y canciones típicas de las Navidades.

En las ciudades más grandes, esa bonita tradición se ha perdido conforme avanzaban las nuevas tecnologías, aunque hay algunas zonas de la provincia en las que aún se conservan esos cánticos tradicionales.

Una muestra de ello se ha podido ver esta noche en las calles del Centro con un pasacalles protagonizado por seis grupos de campanilleros y zambombas llegados de la Subbética. La actividad, organizada por la Diputación, ha comenzado en torno a las 19:00 desde el palacio de la Merced para hacer un recorrido por ronda de los Tejares, el bulevar, Gondomar, plaza de la Compañía, Santa Victoria, Jesús y María y Foro Romano.

Una veintena de miembros de los Mochileros de Palomares y Las Piedras, de Rute, han acercado hasta la capital la tradición que siguen en Nochebuena, que, como explica Antonio Medina, que lleva en este grupo desde pequeño, consiste en “ir de casa en casa, levantando a la gente, y que nos inviten a una copita de anís y unos polvorones”. Aquí han mostrado un repertorio de los villancicos tradicionales que llevan muchos años interpretando, entre ellos un villancico mochilero aguinaldero con el que se pide el aguinaldo en la puerta de las casas.

Otro de los participantes ha sido la Comparsa de El Castellar, una aldea de Priego de Córdoba, que, como señala uno de sus componentes, Manolo Gil, se caracteriza por “cantar villancicos de nuestros antepasados; de nuestros abuelos, y ellos los traían de sus padres y así sucesivamente”.

Es una tradición oral que este grupo mantiene viva y se encarga de promover. Todo ello con su característico atuendo formado por camisa de cuadros, chaleco con el distintivo de una zambomba y un sombrero. Buenas noches señores, La Virgen y San José y Levanta la hoja, de aires flamencos, han sido algunos de los temas que han interpretado.

Otro de los grupos participantes, en la calle Gondomar. Otro de los grupos participantes, en la calle Gondomar.

Otro de los grupos participantes, en la calle Gondomar. / Juan Ayala

Los Mochileros de la Asociación de Vecinos Rianzur, de Rute; también ha acudido a esta especial cita navideña a la que han traído “villancicos tradicionales de los que cantaban antiguamente en nuestro pueblo que hemos recuperado, para que no se pierdan”, indica su director, Antonio Rodríguez.

Entre ellos destacan Emprendieron su camino, El rey Herodes, Hace 2.000 años o La encarnación como parte de un repertorio de unos 20. Una de las particularidades de estos mochileros es que lo conforman desde niños a personas mayores, ya sean hombres o mujeres “porque hay que dar cabida a todo el mundo”.

Uno de los grupos más numerosos ha sido La Zambomba, de Almedinilla, que ha contado con 25 niños acompañados por sus padres y dirigidos por Baldomero Calmaestra. En su recorrido, han interpretado “villancicos tradicionales y autóctonos de Almedinilla” mostrando su particular toque.

En este pasacalles también han estado Los Mochileros de Gaena, de Cabra; y Los Aguilanderos de Zambra, de Rute.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios