Economía

La Cámara de Comercio evidencia la debilidad económica de Córdoba un año antes de la crisis del coronavirus

  • El informe de Actividades Económicas de 2019 apuntaba ya hacia un estancamiento en el dinamismo empresarial

  • En ese ejercicio la caída de la actividad más importante se registró en el apartado de hostelería

Viandantes por el bulevar de Gran Capitán. Viandantes por el bulevar de Gran Capitán.

Viandantes por el bulevar de Gran Capitán. / Juan Ayala

La economía de la provincia de Córdoba era débil antes de que llegara la crisis del coronavirus, que ha supuesto un mazazo casi letal. Ésta puede ser una de las conclusiones del informe de Actividades Económicas que cada año elabora la Cámara de Comercio de Córdoba y que en esta última edición analiza el panorama correspondiente a 2019.

Desde la Cámara señalan el "nefasto y terrible" año 2020 que plantea un escenario "radicalmente distinto" a todo lo ocurrido con anterioridad. Aún así, el órgano cameral entiende que el informe de 2019 es un buen indicador para analizar varios aspectos.

Por un lado, dicho informe sirve como punto de partida para comparar con las cifras de 2020 y, a la misma vez, ya evidencia que la fortaleza económica de la provincia de Córdoba brillaba por su ausencia. Desde 2015, cuando se alcanzó el tope de empresas y actividades económicas, la curva ha sido descendiente.

Según los datos recopilados por la Cámara de Comercio de Córdoba, en 2019 el número de empresas que había en la provincia era levemente inferior al de 2018, concretamente un 0,03%, lo que este organismo señala como un claro "estancamiento". Mientras, la variable de actividades creció algo más, pero poco, un 0,6%.

Los datos totales hablan de 53.108 empresas en Córdoba en 2019, apenas 17 más que el año anterior, y 87.788 actividades económicas, 485 más que en 2018.

Según el presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, Antonio Díaz, "a pesar de que con la pandemia tenemos un escenario radicalmente diferente al 2019, esta herramienta interactiva es muy útil para ver cómo se comportaba el tejido empresarial de nuestra provincia y que nos sirva de punto de partida para poder comparar con el 2020".

En 2019, añade Díaz, "se refleja ya la tendencia decreciente en comparación con el aumento de empresas y actividades ocurrido en el 2015. Se puede apreciar que el año anterior a la grave crisis sanitaria y económica no registraba datos nada halagüeños, no partíamos de una posición fuerte para hacer frente al terrible 2020".

Municipios

Como novedad, el informe de la Cámara incluye en este último balance los municipios de Fuente Carreteros y La Guijarrosa. Con respecto al comportamiento de la economía en las distintas localidades de la provincia, en cuanto a empresas, en 39 municipios el número desciende, en dos permanece igual y en 36 se incrementa.

Las localidades que registran tendencias más positivas son Córdoba, Montilla y Cabra, mientras que en el lado contrario se encuentran Puente Genil, Rute y Baena.

Con respecto a las ocho mancomunidades, la mitad de ellas caen en número de empresas (Valle del Guadiato, Los Pedroches, Subbética y Campiña Sur).

Grupos de actividad

Con respecto a las 11 divisiones que se establecen para los grupos de actividad, la actividad económica cayó en 2019 en siete de ellas. Los incrementos más significativos fueron los registrados en el apartado  Instituciones Financieras, Seguros, Servicios a empresas y Alquileres, mientras que las caídas más importantes se dieron en Comercio, Restaurantes y Hostelería, Reparaciones.

Situación de la capital

En cuanto a la situación de Córdoba capital, fue la localidad que más creció en el año 2018 en la provincia, tanto en empresas (553 firmas más) como en actividades (1.070 más). En 2019, crece en ambas variables pero de forma más leve.

Tal y como ha indicado Antonio Díaz, "la capital crece por séptimo año consecutivo, pero lo hace de forma más modesta, con un 0,6% más en empresas con respecto al 2018 (132 empresas más) y un 0,8% más en actividades (271 más), pero muy alejados de los datos del 2018 con una subida del 2,5% en empresas y 3,2 por ciento en actividades".

Dentro de la capital, con la posibilidad de dividir por códigos postales, se observa que el que tiene mejor comportamiento es el código postal 14005 -Ciudad Jardín, Poniente Sur, Carretera de Palma- con una subida del 3,4%. Por el contrario, destaca la caída del código postal 14010 -Arcángel, Fuensanta y Viñuela- con 103 actividades menos que en 2018 y los malos datos de las barriadas periféricas de Villarrubia y Cerro Muriano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios