Córdoba

El busto de Guerrita regresa a la calle que lleva su nombre

  • La obra fue sustraída de unas naves municipales y la nueva ha tenido un coste de 3.351 euros

Familiares de Guerrita y el alcalde, en la inauguración del busto del torero. Familiares de Guerrita y el alcalde, en la inauguración del busto del torero.

Familiares de Guerrita y el alcalde, en la inauguración del busto del torero. / Laura Martín

La calle Acera de Guerrita cuenta de nuevo con el busto del matador de toros Rafael Guerra Guerrita (Córdoba, 1862-1641), después de que el Ayuntamiento se haya encargado de reponer la obra. El acto de inauguración del busto ha contado con la asistencia del alcalde de Córdoba, José María Bellido, y la delegada de Fomento de la Junta, Cristina Casanueva.

El Ayuntamiento encargó el busto en homenaje a Guerrita al escultor Andrés Quesada (autor de la obra original) por un coste de 3.351 euros, después de que fuera sustraído de unas naves municipales mientras se arreglaba la zona (entre la calle Molinos Alta y la plaza de Colón); en concreto, las actuaciones que se llevaban a cabo en esta zona se centraron en el carril-bici.

El Consistorio ya explicó que, con esta medida, se les devuelve a los vecinos de este barrio una obra que, en el año 1984, ellos mismos impulsaron y encargaron a Andrés Quesada. La iniciativa de reponer el busto surgió desde el entorno de la Torre del Malmuerta, antiguo barrio del Matadero Viejo, vinculado históricamente a Santa Marina, de gran tradición taurina y lugar de origen de figuras como el propio Rafael Guerra o Molina Sánchez Lagartijo.

La inauguración oficial de la obra se produjo el 24 de septiembre de 1985, con motivo de las Fiestas de la Merced, las mismas que se celebran estos días en esta zona de la capital.

El diestro es uno de los cinco toreros considerados como califas del toreo, junto a Rafael Molina Lagartijo, Rafael González Madrid Machaquito, Manuel Rodríguez Manolete y Manuel Benítez El Cordobés.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios