Córdoba

Los bomberos se unen a las protestas en el Consistorio y reclaman más personal

  • El sindicato CTA alerta de la falta de efectivos, sobre todo en lo referente a conductores por las jubilaciones previstas

Comentarios 0

El personal del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos (SEIS) protagonizó ayer una concentración en la puerta del Ayuntamiento para reclamar más personal ante la falta de bomberos por la jubilación inminente de varios compañeros. La protesta, organizada por el sindicato CTA, se sumo a las concentraciones que se han sucedido en Capitulares en los últimos días y que el martes reunió a trabajadores de Cosmos, de Cecosam y de Aucorsa. El portavoz de CTA, Fernando Muñoz, lamentó ayer que en los próximo años está prevista la jubilación de 40 bomberos, lo que tendrá una incidencia irreparable en el servicio si no se opta por la contratación. Así, exigieron a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, que incremente la oferta de empleo público, que hasta ahora sólo contempla tres plazas de cabos, y se convoquen también puestos de bomberos conductores, que es la parte donde hay más necesidad de personal en estos momentos.

El servicio de bomberos está formado por el personal operativo -que asciende a 162 personas- y diez directivos y, para mantener la estructura del departamento haría falta la creación de 40 plazas en las distintas categorías según un informe interno del SEIS. El documento, de hecho, pone de manifiesto que es necesario incorporar 15 conductores para cubrir las carencias actuales y las jubilaciones previstas para así mantener "el margen de recursos a la siguiente convocatoria". En cuanto a los suboficiales, el escrito apunta que la carencia es endémica puesto que solo se cubre una de cada tres plazas existentes. Así, considera necesario que se creen esas dos plazas, una destinada a tareas de prevención y otra que sustituya al suboficial actual.

Otra de las categorías que necesita personal es la de los sargentos, ya que se espera la jubilación de la mitad de la plantilla en los próximos tres años. En este sentido, el informe advierte de que hay que comenzar a resolver a corto plazo esta carencia. Lo más llamativo de todo es que el documento está fechado en septiembre del año pasado y, desde entonces, no se ha impulsado ninguna convocatoria de empleo. La falta de personal también afecta a los cabos, donde se necesitarían tres plazas, y a los bomberos, donde se estima la necesidad de 15 nuevos puestos para mantener el servicio.

Precisamente el sindicato también lamentó ayer las "reclasificaciones" de personal porque la oferta pública de empleo no se contempla en una fecha concreta. El sindicato aseguró que ésta ha sido "la gota que ha colmado el vaso" para iniciar su protesta y que no descartan continuar en los próximos días si el gobierno municipal no rectifica. La CTA insistió además en que la plantilla es "insuficiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios