Córdoba

Las obras en el parque de bomberos de Córdoba dejan al descubierto roedores y cucarachas

  • El Sindicato Andaluz de Bomberos lamenta la "improvisación" con que se está interviniendo en la planta baja de la instalación central del SEIS, en la avenida de los Custodios

Vehículos antiguos en el parque de bomberos de los Custodios. Vehículos antiguos en el parque de bomberos de los Custodios.

Vehículos antiguos en el parque de bomberos de los Custodios. / El Día

Las actuaciones con carácter de urgencia emprendidas por el Ayuntamiento de Córdoba en el parque central del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) para la reparación de la plantabaja han dejado al descubierto que "existen roedores" y una plaga de cucarachas, según ha advertido el Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB). La localización y apertura de arquetas ha evidenciado ambos focos "susceptibles de entrar en las instalaciones", lo que constituye "un riesgo para la seguridad e higiene de los propios trabajadores". 

Las obras han arrancado esta semana. El cambio de emisora a la planta primera provocó asimismo que durante un tiempo los bomberos no dispusieran de transmisiones con la propia base, de forma que para losservicios del área de influencia del parque del Granadal se avisó mediante llamada telefónica, y tampoco hubo comunicación en ese tiempo entre la propia central y los vehículos.

A esto se suma que las labores de obra realizadas dejaron "durante un tiempo" sin luz a todo eledificio, de forma que ni el propio generador pudo suministrar electricidad.

"Por supuesto, las propias obras crean un clima inhóspito para los compañeros que deban estar de guardia en esas instalaciones", ha advertido el SAB, que ha censurado "la premura y la improvisación" de estas obras, cuando la infraestructura lleva tres décadas "sin el correspondiente mantenimiento". 

"No podemos permitirnos el lujo de dejar sin comunicaciones o sin luz al SEIS de una ciudad como Córdoba, con más de 300.000 habitantes", han insistido los bomberos.

El sindicato ha incidido por otra parte en que el Ayuntamiento "debe proporcionar a los funcionarios unas condiciones adecuadas de higiene y salud en el trabajo, al igual que al resto de trabajadores". Por eso, el SAB ha exigido que las obras "se hagan con el suficiente esmero, previsión y diligencia, de modo que se restablezca cuanto antes la normalidad en el SEIS, pero nunca a cambio de la seguridad de los trabajadores y de los propios ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios