Medio Ambiente
  • El informe 'Ciencia Libera' alerta de "altos niveles" de contaminación en la zona de los humedales

La 'basuraleza' se adentra en los espacios naturales de Córdoba

Un momento de la recogida de muestras. Un momento de la recogida de muestras.

Un momento de la recogida de muestras.

El Día

Escrito por

· Lourdes Chaparro

Redactora

“Córdoba no destaca como una provincia muy afectada por la contaminación” en sus espacios naturales. Es una de las conclusiones que hace el responsable del Programa de Conservación de Espacios IBA, Espacios Naturales Protegidos y Red Natura 2000, Octavio Infante, a tenor de los resultados del informe Ciencia LIBERA. Análisis de la contaminación difusa en los espacios naturales que ha realizado la organización SEO/BirdLife. No obstante, en las cuatro zonas estudiadas en la provincia cordobesa sí que aparecen áreas con elevados niveles de contaminación para las aves.

El estudio recoge casi 50.000 datos analizados de más de 2.500 muestras de agua, suelos y sedimentos en espacios naturales de toda España, incluida la provincia de Córdoba, y que han servido para concluir que la presencia de contaminación difusa podría estar afectando al conjunto del patrimonio natural español. Una contaminación difusa que encierra el concepto de basuraleza y que ha obligado a los responsables de esta organización a encender todas las alarmas para que no después no tengamos que llevarnos las manos a la cabeza ante desastres naturales evitables.

En el caso de la provincia de Córdoba, se han recogido muestras de cuatro zonas de las 140 analizadas en todo el país y denominadas como Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA, en su acrónimo en inglés). Se trata de Sierra Madrona-Sierra de Andújar, en el límite con Ciudad Real, Sierra Morena de Córdoba, la Campiña Alta y las zonas húmedas del Sur de la provincia, en las que se ha analizado los niveles de contaminación en los suelos, metales pesados, sedimentos y el agua.

Infante ha detallado a el Día que es en esta última matriz, la del agua, la que presenta niveles “muy altos” de contaminación. Además, se concentran en la zona de los humedales de Córdoba, un área importante para la conservación de las aves y que constituye, además, un patrimonio muy valioso. Pues este estudio sitúa esta zona en nivel alto de contaminación, mientras que en el resto de zonas estudiadas el nivel es medio.

A nivel nacional, por familias de contaminantes analizados, los fármacos -categoría que incluye a dos compuestos claramente asociados a la presencia humana, cafeína y nicotina-, son los compuestos más presentes en agua. Por ello, Infante ha indicado la necesidad de “ver qué está pasando, qué tipo de contaminantes son y conocer los factores que están incidiendo” sobre ello. “Algo pasa en las aguas porque hay elementos que aumentan la contaminación”, ha destacado.

En el caso de la contaminación de suelos, el panorama es dispar, puesto que en la zona Norte de la provincia de Córdoba presenta un riesgo alto, mientras que en el resto de áreas analizadas es bajo.

El informe expone que a nivel nacional se han analizado 280 muestras que han detectado algún tipo de contaminante. Uno de los datos más interesantes es la presencia de compuestos que pueden considerarse basuraleza del pasado y se detecta nuevamente presencia de OPFR, relacionados en este caso con el vertido de basura plástica. En suelos, el compuesto más frecuente de esta familia es el ppp-TCP, que se utiliza para la fabricación de barnices, lacas y como plastificante, pero también como retardante de llama en la elaboración de poliestireno y termoplásticos, que es un compuesto neurotóxico que causa neuropatía en fauna.

Analisis de las muestras. Analisis de las muestras.

Analisis de las muestras. / El Día

Otra de las matrices analizadas se centra en los sedimentos. En este caso, según el informe es la zona de la Campiña la que presenta el nivel más elevado de contaminación. En general, las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad más contaminadas coinciden con la descripción de los apuntes de campo, que indican aspectos tales como basura por el suelo o flotando en el cauce del río, proximidad de una EDAR, zona ganadera, plásticos asociados a basura agrícola, y en general, zona de muestreo bastante sucia.

Mientras que esta zona presenta el nivel muy alto, la de Sierra Madrona es alta. Por su parte, la Campiña y las zonas de los humedales de Córdoba la contaminación detectada presenta un nivel bajo.

El estudio también analiza la presencia de metales pesados en la naturaleza. La zona peor parada es la Sierra Madrona. Así, el informe destaca la presencia de niveles anormalmente altos, y por encima de losumbrales asociados con un riesgo ambiental, en al menos 13 (9,4%) de las IBA estudiadas.

Entidades gubernamentales, sectores productivos y ciudadanía son la diana de este informe que solicita apostar por la innovación, el ecodiseño y el uso de materiales inocuos para el medioambiente. Al respecto, Infante ha incidido en la necesidad de involucrar al sector primario y redundar los esfuerzos en la educación “para hacer ver, entre otros, que no hay que tirar plástico en el campo”. Con todos estos datos, Infante ha reconocido que la basuraleza ha llegado “para quedarse”.

Los autores del informe añaden que otras acciones que pueden contribuir a atajar la ubicuidad de la contaminación difusa es establecer una plataforma que integre todos los datos recabados en el terreno mediante criterios estandarizados científicamente, y del que puedan emanar políticas y acciones en cada una de las potenciales fuentes generadoras de basuraleza, que prácticamente implican a todos los sectores productivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios