Córdoba

Más de 250 autónomos cogen la baja por incidentes en el tajo

  • La mayoría de los trabajadores por cuenta propia sufrieron accidentes de carácter leve

Un trabajador de una empresa de reparto, sobre su bicicleta. Un trabajador de una empresa de reparto, sobre su bicicleta.

Un trabajador de una empresa de reparto, sobre su bicicleta. / el día

Los accidentes laborales en la provincia también los sufren los trabajadores autónomos. Según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) junto con Mutua Universal un total de 255 autónomos cordobeses sufrieron accidentes con baja laboral durante el año pasado. La mayoría de esos accidentes, hasta 249 (casi el 98%), fueron leves, mientras que cinco fueron graves y uno solo muy grave. Además, durante el año pasado, en la provincia de Córdoba no hubo que lamentar la muerte de ningún trabajador por cuenta propia -fueron un total de dos en Andalucía, uno en Sevilla y otro más en Granada-.

Eso sí, desde ATA informaron ayer de que este informe hace referencia únicamente a aquellos autónomos que tienen contratadas las contingencias profesionales, que son un 22,9% de estos trabajadores a nivel andaluz. Esto quiere decir que la cifra real, de la que es imposible disponer de datos, es aún más alta.

Lo que sí llama la atención con los datos regionales sobre la mesa es que los autónomos de Andalucía sufren más accidentes graves que los asalariados, un dato "preocupante" a juicio de ATA. De manera porcentual, el 97,15% de los accidentes de los autónomos de Andalucía en la jornada de trabajo son de grado leve, frente al 98,69% de los trabajadores por cuenta ajena. Sin embargo, de los accidentados autónomos, el 2,59% se consideraron accidente grave frente al 1,15% de los trabajadores por cuenta ajena, el 0,18% fueron calificados como muy graves frente a únicamente el 0,05% de los trabajadores asalariados de Andalucía que sufrieron un accidente. En cuanto al porcentaje de mortalidad, sí que fue ligeramente superior en el caso de los trabajadores andaluces asalariados frente a los autónomos (0,09% autónomos; 0,11% asalariados).

El informe de ATA y Mutua Universal hace referencia también al índice de incidencia de los accidentes, esto es, el número de accidentes con baja en jornada de trabajo, multiplicado por cada 100.000 trabajadores y dividido por la media anual de los afiliados a la Seguridad Social (las citadas contingencias). Con ello, el índice de incidencia en la provincia durante el año pasado entre los trabajadores autónomos cordobeses fue de un 2.493,16, bastante más alto que el andaluz, que se situó en un 1.912,86. Esta cifra implica que ese índice cordobés es el más alto de todas las provincias andaluzas. Para hacerse una idea, sólo habría que mirar el de Granada, la provincia con el más bajo, un 1.465,45, lo que implica una diferencia de más de un 70%.

Por sectores, de los 2.242 accidentes sufridos por los autónomos de Andalucía a lo largo del pasado ejercicio, 945 -el 42,1%- fueron de actividades relacionadas con el sector servicios. Le siguieron la agricultura y la construcción, con 491 y 423, respectivamente, autónomos accidentados. Hasta 208 de los autónomos accidentados en el conjunto de 2017 pertenecían a la industria y un total de 175 fueron del sector transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios