economía | inauguración de la 22 feria ecológica

La atracción de la producción ecológica

  • Biocórdoba arranca su actividad en una jornada inaugural con centenares de entrevistas cerradas entre representantes y compradores del sector

Susana Díaz, en el centro, junto a los premiados de Ecotrama y Ecoracimo y dirigentes institucionales. Susana Díaz, en el centro, junto a los premiados de Ecotrama y Ecoracimo y dirigentes institucionales.

Susana Díaz, en el centro, junto a los premiados de Ecotrama y Ecoracimo y dirigentes institucionales.

"Con los productos ecológicos se hace magia". Es lo que sostiene el chef cordobés con una estrella Michelin Kisko García, quien ayer participó en un showcooking en Biocórdoba, muestra que abrió sus puertas con el reto de convertir a Córdoba hasta el próximo 14 de octubre en un referente del sector ecológico. Para el propietario del restaurante El Choco, la alta cocina también está abierta al uso de los productos ecológicos porque son "una maravilla".

Kisko García fue una de las centenares de personas que acudieron a esta primera cita oficial de Biocórdoba en el Palacio de Congresos, que reanudó su actividad tras cinco años de cierre, y en el que ayer también se sucedieron las primeras entrevistas entre productores y compradores, tanto nacionales como internacionales; se prevén más de 1.500 entrevistas.

Uno de ellos fue Juan Vicente Rivera, propietario de una tienda de productos ecológicos de Guadalajara. La de ayer fue su primera vez en Biocórdoba, a la que acudió tras recibir una invitación y comprobar que "era interesante y también para conocer proveedores nuevos". "Vengo para saltar a los distribuidores, que son los que encarecen los productos", reconoció, al tiempo que añadió que el formato que ofrece la feria "es interesante". La verdad es que los encuentros de Biocórdoba posibilitan que empresarios como Rivera tengan en un día hasta 17 entrevistas como las que ayer tuvo él o las 11 que atendió Ana Martínez, empresaria de Almería y propietaria de la compañía La Simiente, que trabaja con una red de productores ecológicos y venden al cliente final a través de internet. La de ayer fue la segunda ocasión en la que Ana Martínez acudió a la muestra, de la que destacó su "buena organización" y de la que dijo es "una oportunidad de encontrar nuevos proveedores".

Y al otro lado de la entrevista, los vendedores de productos ecológicos, desde mermeladas a gazpachos, pasando por el aceite de oliva. Entre todos ellos, Aceites Canoliva con Eva Pino, su directora comercial, y Marisa Cano, una de las responsables de la compañía, al frente. A juicio de ambas, Biocórdoba "está cada vez más profesionalizada, pero falta espacio porque se está saturando". Para la jornada de ayer ambas tenían previstas entrevistas con compradores de Bélgica, Holanda e Italia, a quienes mostrarles su producción, aunque su reto, según anotaron, es "tener mayor presencia fuera, ya que nuestro principal mercado es el nacional".

Y entre encuentros, showcookings y ponencias, la primera jornada también tuvo hueco para actividades como una cata de agua de grifo de Córdoba en el Molino de Martos. Y es que este año Biocórdoba celebra también el ciclo Biocórdoba Off, que incluye actividades y experiencias relacionadas con la promoción de una dieta equilibrada, la reducción del desperdicio alimentario, la reutilización, el reciclaje y el fortalecimiento de la innovación agraria.

También hubo hueco para la entrega de los premios del XVII Concurso Internacional de Aceites de Oliva Virgen Extra Ecológicos, Ecotrama 2018, y del XIX Concurso Internacional de Vinos Ecológicos, Ecoracimo 2018 de la Diputación. Los premios Ecotrama fueron para los aceites Finca La Torre, de la almazara Finca La Torre Hojiblanca; el mejor frutado verde fue, igualmente, a Aceites Finca La Torre, y en la categoría mejor frutado Maduro se premió al aceite Camino de Aníbal, de la almazara Barbechos. En cuanto a los vinos, se entregó el premio Mención Especial al vino Pita Blanco 2015, de Viñedos Verderrubi (Valladolid) y el Ecoracimo Gran Oro a Lezaun Tempranillo, de Bodegas Lezaun SL, y al vino Ereso, de Can Rich de Buscatell.

El acto de entrega contó con la asistencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien consideró que el sector ecológico "es parte del futuro de Andalucía para fijar la población y hacer frente al cambio climático". Andalucía, recordó, "representa la mitad de la superficie dedicada a la producción ecológica de España, el 7% del conjunto de Europa y su facturación anual es superior a los 700 millones de euros". Díaz, además, destacó que el 90% de la producción andaluza se exporta, si bien, reconoció que aunque "somos líderes en producción, no lo somos en consumo". Es más, anotó que los productos ecológicos apenas representan 36 euros al año en la cesta de la compra. Para revertir esta tendencia, la presidenta de la Junta incidió en la necesidad de "educar en hábitos de vida saludables" y, para empezar, apostó por los comedores escolares y "avanzar en los hospitales". "Córdoba, Granada y Almería lideran la producción ecológica de Andalucía, destacó, al tiempo que volvió a insistir en que este sector "nos ayuda a retener el valor añadido y fijar la población". A su juicio, en el sector también hacen falta algunos aspectos, como "precios justos y salarios dignos".

Mientras, el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, consideró que los galardones "son el reconocimiento a una labor y un trabajo bien hecho que lleva la calidad y la excelencia a su máximo exponente; una excelencia que cuesta trabajo, que implica un gran mérito por parte de empresas, productores, trabajadores, asociaciones y administraciones". "Tenemos en la provincia productos excepcionales y únicos, y es cierto que cuentan ya con una calidad intrínseca, pero no nos hemos conformado con eso, estamos produciendo aceites y vinos con el valor añadido de lo ecológico, una valor que implica salud, sostenibilidad y respeto al medio ambiente", dijo.

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, por su parte, consideró que Biocórdoba es "un gran escaparate" y destacó la necesidad de "hacer un esfuerzo para que esta filosofía llegue al consumidor y extienda a toda la ciudad".

Tampoco faltó la secretaria general de Ecovalia, Desirée Rubio, quien anotó que la muestra se ha convertido en un "un sitio de encuentro para el sector" en el que "poder reflexionar sobre sus retos y necesidades". Mientras que el viceconsejero de Agricultura, Ricardo Domínguez, en que Biocórdoba va a "convertir a Córdoba en un referente". Domínguez, destacó que la muestra ha cerrado más de 1.500 entrevistas gracias a Extenda y aludió a la celebración del Foro Ibérico junto con Portugal, país "con quien compartimos clima y políticas".

El presidente de Ecovalia, la Asoción Valor Ecológico, Álvaro Barrena, ejemplificó el valor de la producción ecológica, "donde Andalucía es líder" y señaló que "el consumo un litro de aceite ecológico mitiga el CO2 que se emite en un mes por un vehículo".

Según los datos facilitados por la Junta, La provincia de Córdoba contabilizó en 2017 un total de 153.558 hectáreas de agricultura ecológica, siendo la tercera de Andalucía en superficie con un 16%. El sector ecológico cuenta con 2.102 operadores únicos, entre los que se encuentran productores, elaboradores o importadores, 241 industrias, 926 explotaciones ganaderas y 131.575 cabezas de ganado y colmenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios