Córdoba

El hombre leal que supo esperar su momento

  • Tras varios cargos de perfil más técnico, el abogado da el salto a la primera línea política

Antonio Repullo Antonio Repullo

Antonio Repullo / El Día

Resulta complicado encontrar un nombre en la política que genere consenso a uno y otro lado. El de Antonio Repullo es uno de esos casos. Ha sido la propuesta del PP de Córdoba, auspiciado por su presidente, Adolfo Molina, y respaldado por sus compañeros, pero también la designación de Repullo ha generado simpatías en gran parte del espectro político, de derecha a izquierda, además de entre la Abogacía, su profesión.

Leal, amigo de sus amigos, buena gente, trabajador, son algunos de los adjetivos que utilizan los que le conocen. Repullo ha estado mucho tiempo en la segunda línea de la política y ahora ha llegado su momento. La lealtad con los suyos y su partido lo había colocado ahora como firme candidato a delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía y él ha dicho que sí. Había llegado su momento después de tantos años a la sombra.

Repullo nació en 1975 en Cádiz. Está casado y tiene tres hijos. Se licenció en Derecho e ingresó en el Colegio de Abogados en 2003 y, pese a que siempre ha tenido una vida activa en el PP, nunca se ha desvinculado del despacho Garrido, donde trabajó. Hace menos de dos años que se matriculó y superó un máster en Derecho Agrario, por ejemplo, por lo que siempre ha querido seguir formándose en la Abogacía. 

Fue presidente de los Jóvenes Abogados en la época en la que se aprobó la Ley de Matrimonio Homosexual y él no dudó en llevar ese debate al Colegio, con representantes de uno y otro lado. También se implicó en la Confederación Española de Abogados Jóvenes, donde tuvo un papel muy activo.

Discreto, correcto y prudente, el del delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, era sin duda, uno de los nombramientos para dar ese paso al frente, después de tanto tiempo en la sombra. Entre los años 2011 y 2014, ocupó la gerencia del Consorcio Provincial de Desarrollo Económico, donde realizó una labor más técnica que política. Tras su salida de la institución provincial, ocupó el cargo de jefe de gabinete del subdelegado del Gobierno, desde enero de 2017 a julio de 2018, en el periodo en el que estuvo al frente de la Subdelegación Juan José Primo Jurado.

Muy familiar y buen jugador de pádel. Ahora será la cara visible del Gobierno andaluz en Córdoba en una etapa histórica en la que el PP está al frente del ejecutivo autonómico por primera vez tras casi 40 años de socialismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios