Córdoba

La alcaldesa llama a la colaboración de la Junta y el Gobierno para abordar casos como el botellón de jóvenes en Carnaval

  • Ambrosio pide además que los padres estudien "el papel" que ejercen sobre sus hijos menores y el PP critica que el cogobierno desvíe la responsabilidad

Imagen de archivo de un botellón. Imagen de archivo de un botellón.

Imagen de archivo de un botellón. / El Día

Comentarios 1

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha hablado hoy sobre la concentración de jóvenes el pasado sábado en torno a un macrobotellón por la zona de San Andrés y ha llamado a la colaboración de la Junta y el Gobierno central. En este sentido, Ambrosio ha invitado a la reflexión y ha pedido al gobierno andaluz y al Ejecutivo que se sienten a analizar las competencias que se tienen dentro de casos de este tipo.

Además, la regidora ha señalado también el control que debe ejercerse sobre los establecimientos que venden alcohol a menores, que depende en este caso de la Junta de Andalucía. De la misma forma ha recordado que el botellón en Juan Bernier del pasado sábado de carnaval fue disuelto por la Policía Local, de manera que se intentará que, de volver a repetirse, también colabore la Policía Nacional.

Ambrosio no ha olvidado el papel de control de los padres y ha manifestado la necesidad "de saber qué están haciendo nuestros hijos en esos momentos" de manera que también se vigile desde casa.

Con ello, la alcaldesa ha insistido en que el botellón del sábado fue una concentración "espontánea e improvisada" que no había ocurrido hasta ahora, por ello pretende reunirse ahora con las otras administraciones de cara a abarcar problemas que puedan surgir a partir de este momento.

Fue el pasado sábado cuando alrededor de un millar de jóvenes, muchos de ellos menores, se concentraron en la citada zona para hacer botellón mientras en esas calles se celebraban algunas de las actividades del carnaval. Se llegaron a registrar hasta una veintena de intoxicaciones etílicas y la Policía Local, sobre las 23:00, tuvo que desalojar toda la zona sin que se produjera ningún altercado de importancia destacada.

Por su parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Bellido ha criticado que el Ayuntamiento no tuviera "ningún plan de seguridad, más allá del de un fin de semana normal" y ha lamentado que el cogobierno haya desviado la responsabilidad "a los padres de menores descontrolados". Para el edil popular, "esto no se trata de buscar excusas", sino de que "no se produzca más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios