Córdoba

La agenda del septiembre que viene

  • Pasado el verano se tiene que producir la elección de candidatos de IU y PSOE, el cierre de las cuentas del Palacio del Sur, el inicio del proyecto de la calle Cruz Conde y la defensa del proyecto de Capitalidad

El comentario es generalizado. Cómo viene septiembre. Lo mismo que agosto es la temporada del año en la que menos noticias se producen ante las vacaciones de los responsables públicos y sus equipos técnicos, lo cierto es que el mes de agosto se configura como un periodo clave, sobre todo, en lo que se refiere a la vida política de la ciudad. Ayer, el alcalde accidental y portavoz socialista, Rafael Blanco, lo contaba medio en broma: "Descansen bien este agosto porque septiembre viene cargado de cuestiones importantes". La primera, le atañe en primerísima persona del singular.

El PSOE tiene previsto nominar al candidato a las próximas municipales a la vuelta de las vacaciones. La asamblea local que técnicamente tiene que decidir no se va a reunir hasta finales de enero del año próximo y tendrá que validar la lista completa. Lo de septiembre ha de ser, según se mantiene en el partido, un señalamiento, algo parecido a lo que ha ocurrido con Juan Espadas en Sevilla, quien es, junto a Petronila Guerrero en Huelva, de los pocos alcaldables socialistas andaluces que ya desarrollan su carrera a las municipales.

El partido tiene que hilar fino para que ni parezca que hay un candidato a collejas ni que se produce una elección por exclusión. Los nombres son de todos conocidos y solamente uno, Rafael Blanco, ha dicho bien claro que quiere encabezar la lista, en su caso por segunda vez. El resto ha respondido con bastantes evasivas cada vez que se le ha planteado la cuestión. Ahora toca retratarse. No será tan inmediato pero los socialistas tienen el debate pendiente de qué ocurre con la Presidencia de la Diputación y qué perfil de lista quieren presentar en la capital.

A finales del mes de septiembre, está previsto que Izquierda Unida tome la decisión -requetetomada por otra parte- de que Andrés Ocaña sea el candidato a las municipales de 2011. En realidad, el paso en sí mismo no tiene ningún morbo. Lo que sí tiene interés son las negociaciones entre la sede de IU, en la calle Ambrosio de Morales, y la Alcaldía sobre la elaboración de la lista.

Aunque muchas cosas han cambiado -el coordinador provincial de IU, Francisco Martínez, tiene una relación fluida con el alcalde y en el equipo orgánico hay personas muy próximas a Ocaña- lo cierto es que las presiones en torno a las listas dentro de la coalición de izquierdas siempre han acabado como el rosario de la aurora, con presiones para meter a representantes de determinadas corrientes de la organización en puestos más o menos relevantes de la candidatura.

Será muy relevante lo que ocurra el 27 de septiembre, cuando una delegación de la ciudad tendrá que defender en las instalaciones del Museo Reina Sofía el proyecto de Córdoba para acoger la Capitalidad Cultural de 2016 ante un jurado internacional. Unas pocas ciudades pasarán y el resto quedará en el camino. Según Blanco, el resultado no se conocerá hasta los primeros días de octubre, en una decisión que supone el primer jalón de la carrera hacia el proyecto estrella de la ciudad durante la última década.

Desde el punto de vista puramente municipal, en septiembre tiene que iniciarse la obra de la calle Cruz Conde -aunque el gobierno municipal amplía este plazo hasta primeros del mes de octubre-, una iniciativa que cuenta todavía con detractores, sobre todo, en materia de tráfico. El equipo de gobierno ha planteado una amplia reforma de tráfico, al hilo de la obra, que supera el impacto de la propia peatonalización, al menos desde el punto de vista de los vecinos de la zona. El equipo de gobierno ha optado por ampliar el plan de tráfico y cortar el eje de la calle de la Feria (Diario de Córdoba, San Fernando y Cruz del Rastro) sólo para residentes.

Desde el punto de vista de la gestión, el gobierno municipal tendrá que retomar en los días finales del verano y los primeros del otoño problemas que han quedado inconclusos. Entre estas cuestiones, se encuentra la financiación del Palacio del Sur, que quedó a expensas de la firma de un convenio con la Junta y la elaboración de un expediente plurianual de gasto, del problema relativo a las ordenanzas fiscales de 2001, anuladas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, y la firma del acuerdo con el Cabildo sobre la visita nocturna a la Mezquita-Catedral.

Una cuestión fundamental que debe quedar cerrada también el mes que viene es el informe de la Junta sobre el plan especial de la carretera de Palma del Río y, por ende, para ver si es viable una legalización pacífica de Colecor. Será un mes donde se conocerá la decisión de Competencia sobre la entrada de BBK en Cajasur y la toma jurídica de la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios