Seguridad

Realizan un simulacro de accidente aéreo en el aeropuerto de Córdoba para probar mecanismos de emergencia

  • El ejercicio simulaba la colisión y posterior salida de pista de un pequeño avión comercial

Imagen del simulacro, en el aeropuerto de Córdoba.

Imagen del simulacro, en el aeropuerto de Córdoba. / Emergencias 112

El Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) 112, Protección Civil, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Córdoba, agentes de la Policía Local y el personal de AENA han participado en un simulacro de accidente aéreo la noche de este 1 de diciembre en el aeropuerto de la capital cordobesa con el objetivo de evaluar los procedimientos establecidos en su Plan de Autoprotección, así como de poner a prueba la coordinación y capacidad de respuesta de los diferentes colectivos (externos e internos) que atenderían una emergencia de este tipo.

Durante el ejercicio se ha recreado la colisión y posterior salida de pista de un pequeño avión comercial, un aerotaxi, que "simulaba un impacto fuera de pista donde salían ardiendo las alas, con tres víctimas, una de ellas atrapada en el fuselaje, donde se ha excarcelado junto a las cajas negras del aparato", han explicado los bomberos de Córdoba. 

En esta ocasión, el simulacro general ha tenido lugar en horario nocturno. La decisión de hacerlo en estas circunstancias obedece, por un lado, a que se ha cumplido un año desde que el aeropuerto está habilitado para la operativa de aeronaves en visual nocturno y, por otro, a que se añade cierta complejidad al ejercicio -ha requerido, entre otros medios, la utilización de sistemas auxiliares de iluminación-.

Al observar lo ocurrido, la torre de control alerta al Centro de Operaciones (CEOPS), que avisa al Servicio de Extinción de Incendios (SEI) del aeropuerto y activa el Plan de Autoprotección, declarando la alarma generaly llamando al 112 para solicitar su participación.

Nada más recibir el aviso, los bomberos se dirigen al lugar del accidente para controlar el incendio en el área crítica, acceder a la cabina del avión, extinguir las llamas en su interior, ventilarla y rescatar a aquellos ocupantes que no pudieran salir de ella por su propio pie.

Una vez culminada la evacuación del avión, se han clasificado los heridos por parte de los efectivos sanitarios, con el fin de establecer la urgencia que requería la atención médica para cada uno de ellos. De los cuatro ocupantes de la aeronave, uno ha resultado herido grave, dos de pronóstico reservado y otro leve.

Una parte del simulacro se ha centrado en la atención a los familiares de las víctimas, para los que se ha activado una sala específica. Por cada víctima de accidente aéreo, suelen desplazarse al aeropuerto variaspersonas de su entorno más cercano, lo que indica la importancia de poner a prueba los protocolos existentes en este ámbito.

Todos los aeropuertos de la red de Aena disponen de un Plan de Autoprotección, destinado a minimizar las consecuencias que tendrían un accidente aéreo o cualquier otro incidente en sus instalaciones. El plan se mantiene actualizado mediante la organización de simulacros generales de emergencia aérea (cada dos años) y simulacros periódicos parciales. El ejercicio de hoy se enmarca en el primero de los dos grupos, aunque todos persiguen el mismo fin: analizar los tiempos de reacción de los colectivos implicados y optimizar la coordinación entre ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios