Juzgados

Los abogados de Córdoba reclaman que se respeten sus vacaciones de agosto para poder conciliar

  • El Colegio de Abogados denuncia del incumplimiento de las recomendaciones de limitación del trabajo este mes por parte de la Administración de Justicia

El decano del Colegio de Abogados de Córdoba, José Luis Garrido Giménez El decano del Colegio de Abogados de Córdoba, José Luis Garrido Giménez

El decano del Colegio de Abogados de Córdoba, José Luis Garrido Giménez / Laura Martín

Los abogados de Córdoba han denunciado los "perjuicios" que les está provocando la habilitación del mes de agosto en los juzgados y tribunales, situación que, a su juicio, afecta al derecho al descanso de los profesionales y demás trabajadores de la Administración de Justicia. Así lo ha puesto de manifiesto el decano del Colegio de Abogados de Córdoba, José Luis Garrido, acompañado de los diputados de la Junta de Gobierno. 

La última semana del mes de julio ya anticipaba una avalancha de sentencias para los abogados en Córdoba, "más que durante todos los demás meses del año". Así, el Ministerio de Justicia publicó un Real Decreto que declaraba hábil los últimos días del mes de agosto, del 11 al 31, medida que para Garrido "no sirve para desatascar los juzgados, solo sirve para infringir el derecho al descanso de abogados y procuradores, impidiendo a miles de familias disfrutar de sus vacaciones y obstaculizando el derecho a la conciliación y a la desconexión digital".

Ante la oposición de los letrados, que lo demandaron al Ministerio de Justicia en diferentes ocasiones, el Consejo General del Poder Judicial ha resuelto recomendar la limitación del trabajo a lo estrictamente esencial, limitar en lo posible las vistas orales, sin perjuicio de aquellas que deban celebrarse en atención a su urgencia, la concentración en el mes de agosto del disfrute de vacaciones de jueces y magistrados y reducir al mínimo esencial la práctica de las notificaciones.

Sin embargo, la recomendación no se cumple en Córdoba. "El trabajo no se está limitando a lo esencial, las notificaciones están siendo las ordinarias de cualquier periodo hábil", ha explicado Garrido. El decano ha puesto como ejemplo una notificación que ha llegado a su despacho; se trata de un juicio con fecha del 2 de junio del próximo año, para el que tiene un plazo de cinco días para plantear la prueba, citar a los testigos y peritos y que no considera esencial.

En este sentido, la organización colegial ha informado de que denunciará ante el Consejo General del Poder Judicial "todas y cada una de las notificaciones que se han recibido y que entendemos no son esenciales. Denunciamos públicamente, como también haremos por cauces internos, que no se está cumpliendo con las recomendaciones del CGPJ”.

Garrido ha expresado que, a pesar de que el último responsable es el Ministerio de Justicia, que declaró la habilidad del mes de agosto, "tampoco estamos encontrando la comprensión y el respeto de los demás profesionales, en especial de quienes son responsables de las notificaciones, es decir, los letrados de la Administración de Justicia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios