Córdoba

Vecinos de Las Moreras piden al Ayuntamiento una solución para las aguas fecales estancadas

  • La Asociación La Palabra advierte de que en el barrio pueden aparecer tipos de mosquito "más agresivos"

Manuel Ortega Manuel Ortega

Manuel Ortega / Laura Martín

El portavoz de la Asociación La Palabra, Manuel Ortega, ha denunciado la situación que viven los vecinos del barrio de Las Moreras, donde se produce el estancamiento de las aguas fecales en los sótanos de los edificios, que además repercute en los patios.

Ortega ha señalado que "no es una situación nueva" y ha insistido en la necesidad de "la creación del área de Rehabilitación y Regeneración Urbana", por lo que han solicitado reunirse con el alcalde de Córdoba, José María Bellido.

Además, ha aclarado que se trata "fundamentalmente de una cuestión estructural" que es común en las edificaciones de este barrio y de Las Palmeras, ya que tienen "unos sótanos falsos, que se llaman forjados perdidos" y por donde pasan las arquetas y las conexiones de agua.

El problema surge, según ha indicado, "cuando esto revienta, que lo hace normalmente", y transforma los sótanos "en pantanos, generando agua estancada". Todo esto ayudado por "una red de saneamiento antiquísima que necesita una reparación e intervención integral que se está exigiendo".

La asociación ha considerado presentar una queja al Defensor del Pueblo al considerar que "no se está actuando, ni atajando la situación". Para que se pueda poner en marcha el área de Rehabilitación y Regeneración Urbana, que permita realizar una actuación integral, es necesario el apoyo del Consistorio para que la Junta de Andalucía apruebe la iniciativa, aunque Ortega ha asegurado que la respuesta del gobierno local es que "el alcalde tiene una agenda muy apretada".

Este estancamiento de aguas fecales, además de ser un problema para la vida cotidiana de los vecinos, supone "la presencia de mosquitos durante todo el año, cuando tienen un tiempo de vida y es raro que el bicho subsista tanto tiempo". En esa línea, ha apuntado que han enviado escritos "a Alcaldía, a Fomento, a Vivienda y a Salud" por los problemas que genera.

Aunque de momento el insecto que prolifera es el mosquito común, el portavoz de la asociación ha manifestado que este tipo "también puede propagar enfermedades" y que, de mantenerse la situación, "los vecinos se enfrentan a la aparición de mosquitos más agresivos".

Además, en el caso de Las Palmeras, ha matizado que el barrio "no está fuera de la ciudad y si afloran vectores que puedan transmitir epidemias" no van a encontrar obstáculos.

Respecto a las medidas que ha tomado el Ayuntamiento en relación con esta problemática, ha considerado que "se han puesto parches". Por ejemplo, la última intervención consistió en realizar orificios para facilitar la salida de gases, pero ha señalado que "de ahí salían los gases y todo lo que se ha estado criando", en referencia a los insectos.

Por lo tanto, aunque Sadeco ha realizado algunas limpiezas de insectos en las zona afectadas, Ortega ha insistido en que "el problema es el agua estancada, otras actuaciones suponen dilapidar el dinero que se invierte y dejar a las 8.000 personas de Las Moreras expuestas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios