Nochevieja en Córdoba Las mejores uvas, a última hora

  • Los clientes las prefieren sin pepitas, pero se mantienen fieles a las tradicionales uvas blancas

Trabajadores de La Tropical. Trabajadores de La Tropical.

Trabajadores de La Tropical. / Juan Ayala

Uvas blancas sin pepitas. Así son las más buscadas en los último días del año, las frutas responsables de que se pueda entrar en el año con buen pie. Por suerte para todos, las fruterías tienen una buena reserva de racimos para que nadie se quede sin sus 12 uvas en el momento de las campanadas. Algunos previsores ya compraron las suyas en la última semana, pero la realidad es que la mayoría ha esperado a que se acerque la fecha para que su frutero de confianza les dé el mejor género.

Así sucede en la frutería La Tropical, en la calle Antonio Maura, donde prácticamente todo el que entra inspecciona las cajas de uvas para elegir cuáles llevarse a casa. Uno de los encargados del establecimiento, Martín Baena, explica que "hay más gente que se las lleva sin pepita, pero las blancas normales también se piden mucho". "Algunos vienen decididos y otros se fijan en el precio". Martín asegura que "el fin de semana pasado también vendimos bastante, pero la mayoría viene en estos dos días a llevarse las uvas".

Tanto es así que todos los clientes compran al menos un racimo de uvas junto al resto de frutas y verduras que se llevan de La Tropical. El aguacate y la piña se posicionan también entre lo más vendido para el último día del año gracias a su versatilidad, ya que "se hacen muchos tipo diferentes de ensaladas y el aguacate se usa para muchas salsas e incluso desayunos", señala Martín. También se llevan los melones brasileños y las fresas y las cerezas, a pesar de no ser la temporada.

Algo similar ocurre en La Cosecha, en la avenida Medina Azahara, según explica la dueña del establecimiento, Rosa Armenteros. "Parece que para el fin de año la gente está usando mucho el aguacate y la piña", aunque afirma que puede deberse a que "se usan en dietas para los excesos de las fiestas". El mango también juega un papel protagonista en las ventas de estas navidades, "seguramente para innovar un poco con lo que se lleva a la mesa".

Respecto a las uvas, expresa que sus clientes "van a lo clásico, a las uvas blancas, pero en los últimos años las piden cada vez más sin pepitas, así que van también a lo fácil". Por ello, en La Cosecha se preparan para que en las últimas fechas de 2019 no falten uvas, porque "hay gente que apura, sobre todo porque dura poco, pero otros las compran en Navidad y las guardan para Fin de Año".

Rosa Armenteros, de La Cosecha, muestra las uvas de Fin de Año. Rosa Armenteros, de La Cosecha, muestra las uvas de Fin de Año.

Rosa Armenteros, de La Cosecha, muestra las uvas de Fin de Año. / Juan Ayala

En Mi Huerto, en la avenida del Aeropuerto, también acuden compradores de última hora para llevarse las uvas. La encargada, Marta Robelino, cuenta que "desde el sábado se venden más, pero casi todos prefieren esperar al último día". La tendencia es similar a la que siguen los compradores del resto de fruterías, ya que "se compran más sin pepita, es más fácil para poder tomarse las 12 uvas, pero también se llevan las uvas clásicas". 

Además, Marta y sus compañeros venden muchos aguacates, melones y mangos porque así lo demandan sus clientes, y asegura que "cada vez piden cosas más variadas" que incluyen en la lista de la compra diaria.

Con todo ello, los cordobeses ultiman los preparativos de la última noche del año con las compras necesarias para que no falte nada en la mesa ni en la tradicional toma de uvas a medianoche. En las fruterías también compran el resto de productos de la tierra necesarios para la elaboración de los platos que protagonizarán la despedida del año.

Un cliente compra uvas en Mi Huerto. Un cliente compra uvas en Mi Huerto.

Un cliente compra uvas en Mi Huerto. / Juan Ayala

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios