Córdoba

Urende y los administradores proponen ampliar el ERTE

  • CCOO se congratula de que la plantilla reciba esta semana todos los salarios atrasados

Responsables de Urende y los administradores concursales de dicha cadena de electrodomésticos presentaron ayer al comité de empresa de la sociedad, ahora en concurso de acreedores, que se amplíe el plazo del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que supuso el cierre de 12 de sus tiendas en distintos puntos de España. Según informó CCOO, la propuesta de ampliar el plazo del ERTE, que entró en vigor el pasado 1 de septiembre por espacio de dos meses y que afecta a 390 empleados de los 700 de la plantilla de Urende, tiene como objetivo darle mayores posibilidades de viabilidad a la empresa.

En cuanto a los salarios atrasados, los representantes de la empresa presentes en la reunión anunciaron que ya se ha autorizado el pago de los mismos, por lo que se cree que en esta misma semana los recibirán los trabajadores. En este sentido, el secretario de Acción Sindical del Sindicato Provincial de Hostelería, Comercio y Turismo de CCOO de Córdoba, Francisco Ramírez, destacó la satisfacción del sindicato "porque los trabajadores reciban ya sus salarios", a la vez que anunció que el comité de empresa valorará en los próximos días la propuesta de la empresa de ampliar el ERE.

La cadena de electrodomésticos Urende, perteneciente al grupo Sánchez Ramade, entró en concurso voluntario de acreedores a finales de septiembre al considerar el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba que la sociedad está "en situación de insolvencia inminente", dado que "presenta una falta de liquidez que le impide atender regularmente el cumplimiento de sus obligaciones exigibles". De hecho, según las cuentas presentadas por la propia empresa, que adeuda unos 200 millones de euros a más de 1.200 acreedores, en el ejercicio de 2009 Urende sufrió pérdidas por valor de 56,9 millones de euros. Además, aunque presentaba un patrimonio neto positivo de 10,4 millones, la sociedad presentaba un importante fondo de maniobra negativo, ya que la cifra del activo corriente ascendía a 86,7 millones y el pasivo corriente a 145,4 millones de euros. En el ejercicio de 2010 la situación empeoró, ya que la cadena sufrió nuevas pérdidas, por valor de 20,8 millones de euros, acumulando así en los dos últimos años unas pérdidas totales superiores a los 77 millones de euros. Ello redujo en 2010 la cifra del patrimonio neto a 7,9 millones, y se incrementó además el fondo de maniobra negativo, ya que el activo corriente se redujo a 38,3 millones, mientras que el pasivo corriente ascendió a 120,5 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios