Córdoba

Urbanismo diseña una protección para El Patriarca que limita su tráfico

  • La Gerencia invertirá 600.000 euros en la conservación y regeneración de este área que está repartida en unas 60 hectáreas

Pedro García muestra los planos de El Patriarca junto al gerente y un técnico de la GMU. Pedro García muestra los planos de El Patriarca junto al gerente y un técnico de la GMU.

Pedro García muestra los planos de El Patriarca junto al gerente y un técnico de la GMU. / JUan Ayala

El de El Patriarca está llamado a ser uno de los parques de índole forestal más importantes de la ciudad. La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) invertirá para ello 480.000 euros con cargo a los fondos europeos Edusi y otros 120.000 procedentes de las arcas del propio organismo autónomo del Ayuntamiento, según destacó ayer el presidente del mismo, Pedro García. Con ese dinero se llevarán a cabo acciones de protección y conservación en las 60 hectáreas de las que consta este área que en marzo de 2016 la Gerencia expropió por aproximadamente un millón de euros "cuando la propietaria pedía entre 30 y 40", detalló el gerente de Urbanismo, Emilio García.

Este área pertenecía en principio a la urbanización El Patriarca, con la que limita ahora, "y la primera corporación municipal de la democracia en Córdoba consiguió parar su urbanización". Ocupa una superficie de 60 hectáreas sobre suelo no urbanizable y colindante con suelos urbanos y urbanizables del núcleo principal de la ciudad y conectado al noroeste con la Sierra de Córdoba.

La intención de Urbanismo es que estas primeras intervenciones están culminadas a principios de 2020. Entre otras acciones, Pedro García relató que se va a proceder a "la recuperación de las zonas de bosque degradadas, reforestándolo con diversidad de arbolado; reforzándolas con reforestaciones que incrementen la diversidad del arbolado, incorporando otras especies como quejigo, alcornoque, fresno, almez, álamos o tarajes, así como trabajos de silvicultura".

También indicó que "hay que hacer una delimitación adecuada del parque en sí mismo y todo el perímetro, así como actuar sobre la accesibilidad, porque ahora mismo no es un parque accesible a personas con movilidad reducida". Además, habrá una zona de recreo.

Emilio García detalló que el proyecto incluye la limitación del acceso de tráfico rodado habitual en las actividades lúdicas y deportivas, "con el fin de preservar su valor". El gerente de Urbanismo insistió en que se trata de impedir que se dañen las zonas de más valor ecológico. Entre esas actividades lúdicas habló de los peroles, insistiendo en que no se podrán llevar a cabo en cualquier lugar del parque. "En el plan de usos en el que se trabaja con la Universidad, a partir de los trabajos que han hecho de investigación, hay zonas en los que esas actividades podrían convivir con el parque, pero no en las zonas de más valor natural y ecológico; esas zonas son zonas de olivar", puntualizó.

Además de las actuaciones dirigidas a la conservación y puesta en valor del enclave natural, se desarrollarán acciones pedagógicas dirigidas a la ciudadanía en general que garanticen la difusión de tales valores, por medio de la información, la educación y la interpretación ambiental. Así como la puesta en valor de la riqueza medioambiental mediante concienciación y difusión mediante actividades educativas y visitas guiadas. Asimismo la acciones irán encaminadas a "garantizar el estado de conservación adecuado del enclave para el control de incendios y el ordenamiento de la gestión de usos para corregir el deterioro actual por el uso inadecuado y prácticas urbanísticas desafortunadas", señaló.

Pedro García insistió en que El Patriarca es "una representación única de un ecosistema mediterráneo de gran valor ecológico y paisajístico situado en contacto con el suelo urbano de la ciudad; no es un fragmento aislado de bosque a modo de isla ecológica, sino que se encuentra conectado a su vez con Sierra Morena". Y recordó que después de que en el mes de marzo de 2016 la gerencia pagara aproximadamente un millón de euros por la expropiación de los terrenos, se constituyó una mesa técnica, convocada y coordinada por la GMU, en la que se han consensuado esas acciones a poner en marcha "para la protección y puesta en valor del espacio para un desarrollo óptimo del ecosistema y poniendo este patrimonio natural al alcance de la ciudadanía a través de le educación ambiental y actividades de ocio acordes con su valor y fragilidad ecológica". En esa mesa han estado presentes técnicos de la GMU, de las delegaciones de Medio Ambiente e Infraestructuras, de la Junta, de la Universidad de Córdoba y Ecologistas en Acción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios