Córdoba

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Reina Sofía incorpora mejoras asistenciales

  • El objetivo es dar una terapia más completa a los pacientes que usan el servicio

Integrantes de la unidad. Integrantes de la unidad.

Integrantes de la unidad. / El Día

La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha introducido mejoras asistenciales para ofrecer una terapia más completa a los pacientes que son derivados a este servicio. Desde que el hospital puso en marcha la unidad en 2010, ha duplicado el espacio destinado al gimnasio, ha incorporado una consulta de Enfermería y ha incrementado la plantilla y la cartera de servicios, ofreciendo incluso la posibilidad de realizar las extracciones sanguíneas.

Así lo ha indicado la Junta de Andalucía, que ha detallado que otra de las mejoras recientes que la Unidad de Rehabilitación Cardíaca ha introducido es la puesta en marcha de la prueba de esfuerzo con consumo de oxígeno.

Se trata de una técnica "muy importante", según ha destacado el cardiólogo José López Aguilera, ya que "permite estudiar cómo se comporta el paciente cuando está realizando ejercicio a través del análisis de los gases que expulsa en la respiración".

"Esta información nos permite hacer diagnósticos más precisos y, por extensión, tratamientos más eficaces, además de ofrecer al paciente recomendaciones personalizadas del tipo de acciones diarias que puede asumir o, por el contrario, restringir aquellos esfuerzos que puedan empeorar su estado", ha resaltado Aguilera.

Desde que iniciara su actividad esta unidad, que depende del servicio de Medicina Física y Rehabilitación, ha atendido a más de un millar de pacientes, la mayoría de ellos varones con edades entre los 50 y los 60 años, por haber sufrido un infarto o porque padecen insuficiencia cardiaca. Estos pacientes suelen llegar derivados desde la planta de hospitalización y las consultas externas del servicio de Cardiología.

En esta línea, el doctor López Aguilera señala que "en este periodo, hemos crecido con el objetivo de seguir dando respuesta a las diferentes necesidades del paciente cardíaco. Principalmente, desde nuestra unidad tratamos a pacientes que han sufrido una cardiopatía isquémica o que sufren insuficiencia cardíaca, ofreciendo terapias que son complementarias al tratamiento farmacológico y que se dividen en tres ámbitos fundamentales: fomentar el autocuidado y el ejercicio físico; el control de los factores de riesgo cardiovascular y abordar al ámbito psicológico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios