Córdoba

La Semana Santa que no acaba

  • El balance de los días de Pasión pasa a ser un tema en el que ninguna institución puede dejar de opinar

Nazarenos de la procesión de la Hermandad del Calvario a su paso por la Puerta del Puente. Nazarenos de la procesión de la Hermandad del Calvario a su paso por la Puerta del Puente.

Nazarenos de la procesión de la Hermandad del Calvario a su paso por la Puerta del Puente. / juan ayala

La Semana Santa del año que viene comienza el 14 de abril. Es decir, que aún queda poco más de un año para el Domingo de Ramos de 2019. La fecha viene a cuenta después de que haya concluido la de este año el pasado Domingo de Resurrección, pero desde los diferentes grupos municipales, entidades como la Junta de Andalucía, colectivos vecinales y la propia Agrupación de Hermandades y Cofradías siguen abordando la Semana de Pasión de 2018. La idoneidad o no de la carrera oficial en el entorno de la Mezquita-Catedral -una especie de mantra con el que hay que estar en contra, en el caso de IU-, la accesibilidad y movilidad para los vecinos -una de sus principales demandas-, la seguridad de los cortejos procesionales y del público -mandato a cumplir por el Ayuntamiento- o que los horarios se cumplan, además de la instalación y montaje de los palcos -una de las tareas que corresponde a la Agrupación de Hermandades- son algunos de los temas que una vez que han pasado tres jornadas desde que concluyese la Semana Santa sigue dando que hablar por parte de los implicados en una especie de telaraña que acaba enredando a todos y de la que nadie quiere salir. Y ayer hubo un nuevo capítulo, del que poco o nada nuevo se sacó, salvo que las posiciones siguen estando enfrentadas dependiendo de quién hable.

El primer ayer en salir a la palestra fue el edil de Seguridad, Emilio Aumente, quien no tuvo reparos en asegurar que su felicidad "es absoluta" tras la Semana Santa y añadió que el primer teniente alcalde, Pedro García, "siempre ha estado en contra" de que la carrera oficial esté en el entorno de la Mezquita-Catedral. "El año pasado fue por la seguridad y éste ha cambiado el chip por el patrimonio", anotó. El concejal del PSOE respondía así a las declaraciones de García del lunes, cuando dijo que la carrera oficial es "excluyente" y daña el patrimonio. Aumente también señaló que, "por respeto, deberíamos tener más cuidado con las declaraciones que se hacen".

En su intervención, volvió a hacer un "balance positivo" de la Semana Santa en lo correspondiente a su área y añadió que, en dos años, "no podemos decir que seamos la perfección, pero tenemos que remar todos para corregir los errores". Aumente destacó que las medidas aprobadas tras el plan de tráfico y seguridad han sido "positivas", dado que "se garantizan que todas las personas no corran riesgo". No en vano, subrayó que "40.000 ó 50.000 personas son las que se mueven todos los días y hay que adoptar medidas". La alcaldesa, Isabel Ambrosio, también hizo ayer su propia valoración de la Semana Santa, y señaló que ha sido "excepcional". También mostró su "respeto" ante "las afirmaciones y opinión" de Pedro García, que "las hace en su condición de coordinador provincial de IU".

Y, claro, el primer teniente de alcalde también volvió a hablar al respecto y aclaró que la posición de IU con la Semana Santa es "respetuosa", a la vez que dijo que se remitía a las declaraciones del delegado de Cultura, Francisco Alcalde, sobre "el riesgo" para el patrimonio con la carrera oficial junto a la Mezquita-Catedral. "Esta Semana Santa tiene un riesgo evidente para el patrimonio", en alusión a las palabras del representante del Gobierno autonómico, de modo que García consideró que Aumente "se tiene que mostrar más molesto con su compañero" que con él.

Es decir, otra vuelca de tuerca para un tema, en este caso, en el que la Semana Santa se tendría que quedar fuera de líos políticos y de declaraciones que buscan reafirmar las posturas de cada grupo sobre un gran puntal cultural, social, turístico y económico para la ciudad. A todos ellos hay que sumar al portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Bellido, quien cargó contra García y dijo que sus declaraciones son "una bravuconada de quien no se atreve a decir las cosas antes y las dice el día después", por lo que cree que "no va a ningún sitio". La pregunta ahora es: ¿tendrá esto fin o seguirán así hasta el Domingo de Ramos de 2019?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios