Córdoba

Sadeco y las protectoras de animales esterilizan a cuatro colonias felinas

  • El objetivo del proyecto es proteger las colonias de gatos de manera que no generen problemas

Pedro García junto a representantes de las protectoras cordobesas que participan en el proyecto. Pedro García junto a representantes de las protectoras cordobesas que participan en el proyecto.

Pedro García junto a representantes de las protectoras cordobesas que participan en el proyecto. / jordi vidal

Protectoras cordobesas como El Arca de Noé y Asociación Wally cuentan desde hace dos meses con la ayuda económica de Sadeco para sacar adelante el proyecto que permite controlar las colonias felinas que se encuentran en la ciudad de Córdoba a través de la esterilización. La portavoz del Arca de Noé, Miriam Mengual, explicó ayer durante el informe del progreso del proyecto que "en Córdoba hay cerca 100 colonias felinas, de las que podemos decir que cuatro están casi controladas. Nuestro objetivo con este proyecto piloto es llegar a las diez". De momento, las colonias cercanas al Rectorado, el Hospital Los Morales, la Asomadilla y los jardines de Orive se encuentran en una situación en la que "están controladas", aunque la presente en Vial Norte necesita una "actuación integral".

Para controlar las colonias, el voluntariado lleva a cabo el método CER: captura, esterilización y retorno. Aunque el objetivo de la iniciativa no se limita al control de las colonias en cuanto a seguimiento ya que, según Mengual, "con este método evitamos la superpoblación, pero también realizamos una limpieza, proporcionamos una alimentación correcta y una formación a los cuidadores que dan de comer a los gatos".

El lema Un proyecto para todos refleja el objetivo de "demostrar a la ciudadanía que la convivencia con los animales callejeros es posible". "Tenemos que trabajar para crear una relación sana con los vecinos", por lo que el trabajo del voluntariado de las protectoras también se enfoca en el control del ambiente en el que habita cada colonia y la formación de la ciudadanía para evitar que alimenten a los gatos con sobras de comida casera, explicó. Además, la portavoz del Arca de Noé recordó que "la existencia de una colonia no da lugar al abandono de animales en ella. Además de estar penado, el abandono supone que el gato doméstico no sobreviva más de dos meses en la colonia".

Por su parte, el presidente de Sadeco, Pedro García, afirmó que las líneas de actuación de este proyecto "siguen los parámetros recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)". García reconoció que "la ciudadanía en general nos pedía un control sobre las colonias, y aunque los gatos no suponen un riesgo, lo lógico es tener un control de la situación y población de los mismos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios