Economía

Rabanales 21 se acoge al concurso de acreedores para ordenar su situación financiera

  • El objetivo del consejo de administración del Parque es garantizar el futuro de un complejo que ya ha pasado por dos procesos concursales, una ampliación de capital y un plan de viabilidad

Entrada al parque tecnológico Rabanales 21. Entrada al parque tecnológico Rabanales 21.

Entrada al parque tecnológico Rabanales 21. / Juan Ayala

El consejo de administración del Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21, ha decidido por mayoría acogerse al concurso voluntario de acreedores para ordenar la situación financiera de la entidad y darle viabilidad. La medida pretende solventar las dificultades financieras, derivadas del pago de la deuda que arrastra desde hace años la sociedad y dotarla así de estabilidad a largo plazo.

Los acreedores de la sociedad son administraciones públicas (Junta de Andalucía, Ministerio de Economía y Universidad de Córdoba) siendo la deuda actualmente vencida la correspondiente a la Junta. Pese a las discrepancias sobre la idoneidad en estos momentos de la medida adoptada, todos los consejeros han manifestado su predisposición a trabajar para que el Parque sea un proyecto más fuerte y vertebral para la economía de su entorno.

El presidente del Consejo de Administración, Manuel Pineda, que ha intentado parar la votación, ha indicado que “está convencido de que un concurso flotando en el aire agravará la situación económica de Rabanales 21, y eso sí que es responsabilidad de los administradores.” Y es que, según el decreto vigente del estado de alarma, el deudor que se encuentre en estado de insolvencia no estará obligado a solicitar la declaración de concurso y no se admitirán a trámite concursos necesarios.

Pineda argumenta que en estos momentos en los que se están haciendo esfuerzos públicos extraordinarios para preservar el empleo, acelerar este proceso es una temeridad y considera que lo más responsable es posponer la adopción de acuerdos, y reanalizar todas las alternativas presentadas y dar oportunidades a los socios que lo solicitaron para que nos digan qué información requieren.

Pineda ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a la comunidad de empresas ubicadas en el Parque y transmitirle que esta situación no va a afectar a su día a día en el Parque. Pineda ha explicado que “en los próximo meses Rabanales 21 continuará su actividad, centrado en facilitar acciones de dinamización y encuentros empresariales para fortalecer nuestro tejido productivo y en potenciar la interacción entre los agentes del conocimiento y las empresas y emprendedores.”

Grupo Cinco ha justificado su voto a favor del concurso dada la situación en la que quedó Rabanales 21 tras recibir la negativa de la Junta de Andalucía para el aplazamiento del pago de la deuda vencida, derivada de los préstamos participativos, lo que implícitamente impide continuar con las líneas de trabajo iniciadas por la Sociedad, bien para saldarla a través de una dación en pago con suelo o bien para reestructurarla a más largo plazo.

Grupo Cinco ha indicado que no comprende que en una situación de caos generalizado en la economía y pese a que todas las administraciones están haciendo llamadas colectivas a la preservación del empleo y la actividad económica, la Junta de Andalucía no acceda a conceder las esperas solicitadas, abocando al Consejo de Administración a presentar un concurso de acreedores. Asimismo, espera que se trabaje desde hoy en un plan que dé viabilidad de futuro a la Sociedad.

Desde la Universidad de Córdoba, “se insta encarecidamente a los socios a que, hasta el momento en el que se presente el concurso, hagan todo lo posible para enervar la mencionada situación de insolvencia provocada por la negativa de la Junta de Andalucía a otorgar una espera, como sí ha hecho la Universidad, mostrando así su firme compromiso con el Parque y, con la sociedad cordobesa”.

La Junta insiste en que el proceso no impide el normal funcionamiento del Parque Tecnológico y que contribuye a buscar fórmulas para su viabilidad

La Junta ha recordado al respecto que Rabanales 21 ha pasado durante su gestión pasada por dos procesos concursales, una ampliación de capital y un plan de viabilidad "y ninguno de ellos ha conseguido dar viabilidad al parque". Desde la Administración autonómica han insistido que el concurso no impide el funcionamiento de Rabanales 21 y que además obedece a criterios de la legalidad vigente en materia económica y mercantil.

Desde la Junta han añadido que el concurso permitirá buscar fórmulas que garanticen la viabilidad del parque y que desde la Administración autonómica se seguirá trabajando para ello, para continuar con un espacio tecnológico que impulse el desarrollo de la provincia".

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, se ha mostrado convencido de que "el parque tecnológico va a superar esa situación de concurso y va a estar incluido en el plan estratégico de la ciudad, porque hay empresas con enorme talento y capacidad productiva, y más que va a haber el día de mañana". 

Bellido ha insistido en que el Ayuntamiento contribuirá a ello "arrimando el hombro de verdad y con soluciones reales, que a ser posible duren más de seis meses”. "Rabanales 21 tiene unas posibilidades de futuro tremendas·, ha defendido. Para detallar que ha mantenido conversaciones sobre la situación de parque tecnológico con el consejero de Economía de la Junta, Rogelio Velasco. “Y ahora trabajamos para que la situación de declarar el concurso de acreedores, lo que es una obligación legal de los administradores, contemple una salida que pase porque la Junta asuma, porque no le va a quedar más remedio, capitalizar los préstamos participativos, que están como espada de Damocles sobre el parque tecnológico.

El alcalde ha querido también destacar que el Ayuntamiento tan solo participa en el parque con algo más del 4%, "con lo que nuestra opinión cuenta poco", defendiéndose así de los ataques del grupo municipal socialista, que horas antes de su intervención lamentó lamenta la falta de liderazgo del gobierno municipal en Rabanales 21. 

Para la portavoz socialista, Isabel Ambrosio, garantizar la viabilidad de Rabanales 21 debería ser una prioridad para el gobierno municipal, “mucho más ahora, cuando la economía de la ciudad quedará gravemente afectada por las consecuencias de la crisis sanitaria del coronavirus y Córdoba necesitará todo tipo de herramientas para crear y mantener empleo de calidad”. Ha reclamado igualmente el respaldo decidido de la Junta de Andalucía.

Para Bellido, el PSOE, que gobernó antes que él el Ayuntamiento "debería de hacer un poco de autocrítica y no propagando barata, como está haciendo con Rabanales 21; deben preguntarse por qué van presumiendo de que hace seis meses el parque tecnológico, según defienden iba estupendamente en lo económico, y solo seis meses después está concurso de acreedores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios