La Gloria de San Agustín

Prudentes

El director del Centro de Coordinación de Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. El director del Centro de Coordinación de Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

El director del Centro de Coordinación de Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

LA verdad es que yo me pongo a escuchar al Simón, con lo bien que me cae el hombre, que menuda historia la suya, y no me entero de nada, pero de nada, porque vaya tela las palabrejas que se han buscado para explicarnos esto tan malo que nos está pasando, que yo creo que nos quedamos peor después, por eso de no haber entendido nada. Pero que hablo por mí, que ya saben ustedes cómo estoy de conocimientos.

El otro día nos vinieron a decir que se han contagiado muchos menos de los que pensábamos, y eso para muchos fue una buena noticia y para otros muchos fue una malísima noticia, porque si habiéndose contagiado tan pocos se ha liado la que se ha liado, si llegan a ser más ya no sabríamos dónde estaríamos ahora, o algo así es lo que quise entender yo, aunque tampoco me hagan mucho caso. O sea, y resumiendo, que tenemos que tener mucha prudencia, hacer las cosas como nos dicen, mascarillas todo el rato, que esto puede ir para muy largo, para años incluso están diciendo, que eso ya no me lo quiero ni imaginar.

La clave estará, dicen, cuando llegue la vacuna, si es que llega, porque hay quien dice que a lo mejor no la encuentran o tardan demasiados años en encontrarla, aunque mejor no pensar en esas cosas. Yo lo tengo claro, de momento voy a seguir un poquito apartado, lavándome las manos a cada momento, y teniendo contacto solo con muy pocas personas, y manteniendo siempre la distancia, porque eso es lo primero. Y no solo lo hago por mí, que no, que ese el error de la gente, lo hago por todos, que cualquiera de nosotros puede ser la chispa que enciende otra vez el fuego.

Vamos a ver, y vamos a hablar sin mordernos la lengua, que de vez en cuando hay que hacerlo. Lo que se vio el otro de algunos bares, de Córdoba, de Sevilla, de Cádiz y de toda España no es de recibo, no lo es, nos pongamos como nos pongamos. Y es que a noveleros no hay quien nos gane, que vaya cómo salimos a llenar los bares un lunes, y con el mal día que hizo, encima, como si nunca hubiéramos estado en un bar. Que seguro no corrimos tanto para ir a ver a nuestros padres u otros familiares. Que eso es así, y lo sabe todo el mundo.

En fin, que espero que la novedad pase y nos volvamos a controlar, por nuestro bien y por el de todos. Que lo peor que nos podría pasar es imitar a los cangrejos y andar para atrás, que eso no lo quiero imaginar. Así que, por favor, vamos a ser prudentes y responsables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios