Córdoba

La Policía Local elimina la unidad de medición de ruidos

  • El sindicato Siplb denuncia que "algún motivo gordo debe haber" para la supresión de un servicio que daba resultados y que "estaba desbordado" de trabajo

Comentarios 6

La Policía Local ha decidido prescindir desde primeros de mes de la unidad de medición de ruidos, que era la encargada de atender las denuncias de los vecinos por molestias ocasionadas tanto por establecimientos de ocio como por industrias u otros elementos. Para el Sindicato Independientes de la Policía Local y Bomberos (Siplb), esta medida carece de explicación porque dicha unidad "siempre ha funcionado bien", como ha señalado su responsable, Francisco Blanque.

Este servicio estaba compuesto por dos agentes, a quienes se les comunicó en la primera semana de noviembre que la unidad desaparecía y que a partir de ahora tendrían un destino por separado, ya que uno pasaría al servicio de control de radar y el otro a hacer inspecciones de disciplina urbanística. "Algún motivo gordo debe haber cuando una cosa que funciona la quiten de la noche a la mañana", comentó este sindicalista.

Esta unidad sólo ha tenido dos años de vida. En este tiempo han realizado un trabajo que ha dado satisfacción a las demandas de los vecinos y que, entre otros logros, se ha saldado con el cierre de dos pubs. Además, según Blanque, varios colectivos de vecinos han remitido en este tiempo a la Jefatura de la Policía Local sus felicitaciones por el buen resultado de este servicio, pero estos agradecimiento "nunca se trasladaban a los agentes, quienes se enteraban de ello por la calle".

¿Qué va a pasar a partir de ahora con las quejas por ruidos que lleguen a la Policía Local? Según el Siplb se vuelve a la situación anterior, en la que se carecerá del informe técnico que es determinante para la resolución, en un sentido o en otro, del conflicto. Blanque señaló que si se quiere dar consistencia a la denuncia "la solución es contratar un técnico que haga un peritaje". Este sindicalista añadió que entre las causas que puedan estar detrás de la desaparición de este servicio no puede estar la falta de trabajo en la actualidad, pues "estaban desbordados".

Esta unidad de medición de ruidos ha cumplido en este tiempo con el desarrollo de diversas campañas, como la realizada para controlar los tubos de escape de las motocicletas. Además, entre sus cometidos ha estado también la atención a los vecinos de las zonas acústicamente saturadas de la capital, algunas de las cuales han dejado de tener esta denominación por la erradicación de las molestias.

Por las características del servicio desarrollado, los agentes hasta ahora adscritos a esta unidad contaban con un horario que contemplaba los turnos de mañana y tarde pero que por la propia especificidad de su cometido incluía también la noche. Por ello, debían alterar su horario para poder realizar mediciones en los momentos en que los locales de ocio ocasionaban las molestias a los vecinos, como las 03:00 o las 04:00.

Estos dos agentes adscritos a la unidad de medición de ruidos contaban para su trabajo con dos sonómetros. Uno de ellos estaba homologado para el control de los tubos de escape de las motocicletas, pero no servía para calibrar las molestias ocasionadas en viviendas por industrias o locales de ocio. Para poder realizar este trabajo se adquirió otro que es el que se ha estado utilizando hasta ahora.

2

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios