Córdoba

El Pleno insta a las cajas a que negocien ya con la plantilla

  • El sindicato mayoritario Aspromonte afirma que no rubricará un acuerdo de fusión "acuciado por el tiempo"

Pese a que el Pleno de ayer llevaba en su orden del día cuestiones importantes como las ordenanzas o el plan de saneamiento, la moción conjunta de apoyo a los trabajadores de Cajasur fue el asunto que costó más tiempo consensuar, tanto que retrasó el inicio de la sesión en casi hora y media para pedir a las entidades que negocien ya con la plantilla. Finalmente, el alcalde, Andrés Ocaña, y los tres portavoces acordaron un texto en el que quedaron al margen las fuertes discrepancias mantenidas en los últimos días entre PSOE y PP sobre los criterios sobre los que marcha la fusión de la entidad cordobesa con Unicaja.

Nada del cruce de acusaciones entre ambas formaciones figura en una moción aséptica en la que tras respaldar el acuerdo de unión de ambas cajas se pide la constitución de una mesa negociadora "con los legítimos representantes de los trabajadores en la que se aborde el acuerdo laboral de fusión".

Sobre este asunto no intervinieron los portavoces de los grupos políticos; en cambio, sí lo hicieron los representantes de los trabajadores. El presidente de Aspromonte, José Ignacio Torres, sindicato que cuenta con el 71% de respaldo de la plantilla, defendió la necesidad del mantenimiento de los puestos de trabajo y señaló que "es momento de olvidarse de los reproches que perjudican la buena imagen de Cajasur". Por tanto, reclamó que prevalezcan en este momento los intereses generales, por lo que pidió "amplitud de miras para buscar el bien común". Torres puso como ejemplo la fusión realizadas en 1996 con la Caja Provincial, que calificó de "modélica" y anunció que su sindicato no firmará un acuerdo de fusión "acuciado por el tiempo".

En nombre de CCOO tomó la palabra su secretario provincial, Rafael Rodríguez, quien dedicó parte de su intervención a señalar los "desajustes estratégicos" que padece la caja cordobesa por culpa "de su apuesta por el sector inmobiliaria y de una política de personal poco adecuada". Todo esto ha dejado a Cajasur, en su opinión, en la tesitura de fusionarse con otra entidad o ser intervenida por el Banco de España, por la acción de unos responsables "con nombres y apellidos que todos conocemos y a los que la historia y la autoridad monetaria exigirán responsabilidades". También pidió que no se use el nombre de la ciudad para "mantener el privilegio de unas pocas personas".

Luis Torres tomó la palabra en nombre de UGT y destacó en primer lugar el respaldo del sindicato que representa a la fusión entre Cajasur y Unicaja "para fortalecer el sistema financiero andaluz". Reclamó también la unidad de todas las partes "para trabajar en una misma dirección" y solicitó de las direcciones de ambas entidades financieras que informen a las centrales sindicales del proceso de fusión "tanto en las cajas como en las empresas participadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios