Denuncia

El PSOE de Córdoba alerta del "colapso" del departamento municipal de estadística y empadronamiento

  • El Grupo Municipal Socialista asegura que sólo hay tres oficinas para toda la ciudad

  • La demora llega a los seis meses y el departamento tramita actualmente peticiones de junio de 2021

Oficina de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba.

Oficina de Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba. / Juan Ayala

El Departamento de Estadística y Empadronamiento del Ayuntamiento de Córdoba, al igual que otras unidades administrativas, "está colapsado por la falta de trabajadores". La alerta parte del Grupo Municipal Socialista, que denuncia que la demora a la hora de tramitar cualquier modificación o cambio en el censo municipal "está llegando hasta los seis meses, mientras que en otras ciudades este trámite se realiza de forma automática".

La demora también está en las citas previas "porque sólo hay tres oficinas para toda la ciudad, incluida la periferia", alertan los socialistas, al tiempo que critican que el alcalde, José María Bellido, "ha desmantelado la red de Oficinas de Atención Ciudadana en los centros cívicos" y la atención se produce en tres espacios distintos: la Casa Ciudadana (antiguo cuartel de Lepanto), el centro cívico Poniente Sur y la Oficina de Registro de Documentos de la avenida de Gran Capitán (antiguo Ayuntamiento).

Estas oficinas atienden a toda la población de la ciudad, incluidas las barriadas periféricas, han explicado. “Es lamentable que los residentes de Cerro Muriano, Alcolea, Santa Cruz, Villarrubia, El Higuerón y Trassierra tengan que trasladarse a la ciudad para realizar el trámite de un simple certificado de empadronamiento”, se lamenta el concejal José Rojas.

Del número total de documentos registrados en estas dependencias municipales, el 20% son peticiones de certificados con el Padrón Municipal de Habitantes, en la mayoría de los casos a instancias de otras administraciones públicas, según la información del PSOE. “Pero es una odisea en Córdoba por la incapacidad y la mala organización de este equipo de gobierno. En estos momentos se tramitan peticiones realizadas por el vecindario en el mes de junio de 2021”, explica indignado el edil socialista.

Menos oficinas y menos trabajadores

Además de la "reducción drástica" del número de oficinas en la ciudad, el Grupo Socialista hace hincapié en la reducción del número de trabajadores en este departamento municipal. Actualmente, "estas deficiencias están provocando las quejas de padres y madres que se encuentran inmersos en pleno proceso de escolarización. Se les acaban los plazos y aún no tienen la documentación que han solicitado al Ayuntamiento", han explicado.

Mientras esto ocurre, "el equipo de gobierno trata de impulsar el uso de la administración electrónica por parte de los ciudadanos, pero tampoco en este caso saben hacerlo bien, el propio servicio admite que muchos no llegan, y no sólo por capacitación digital, sino por problemas técnicos de sus propios equipos", critica el PSOE.

“Algunos llegan hasta el final del proceso y en el último momento surge un problema técnico porque el usuario que ha presentado la solicitud es un hijo, hermano o allegado del solicitante y la localización del interesado resulta inviable por parte del servicio municipal. El resultado es que la petición queda aparcada en un archivo electrónico hasta que el particular, y en este caso por cita previa, vuelve a pedir su continuidad, de forma ahora presencial. El resultado es que entre los usuarios acaba cundiendo el desconcierto y  no entienden la tardanza”, explica Rojas.

El concejal del PSOE denuncia que la petición de ayudas tanto al Estado como a la comunidad autónoma para hacer frente a la crisis provocada por la pandemia ha sido “una tortura china” para las familias.

Para los socialistas, estas tramitaciones "habrían sido más ágiles si el Ayuntamiento hubiese ofrecido un acuerdo al resto de administraciones para que éstas puedan acceder al padrón municipal, previa autorización del interesado". De esta forma "se habrían eliminado las colas de espera, no se habría saturado el servicio y no se habría perdido tanto tiempo".

Alejar la administración de los residentes es práctica habitual de este gobierno municipal presidido por Bellido. No son capaces de atender esta demanda ciudadana porque la idea de “administración pública” que tienen es la de  dejarla sin capacidad para resolver las necesidades del día a día de los habitantes de la ciudad”, concluye José Rojas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios