Córdoba

El PP promete una consulta sobre el callejero si logra la Alcaldía en mayo

  • Bellido critica el carácter electoral de la medida y acusa a la alcaldesa de "romper el consenso"

José María Bellido y Beatriz Jurado. José María Bellido y Beatriz Jurado.

José María Bellido y Beatriz Jurado. / el día

El portavoz del PP, José María Bellido, apuntó ayer que si consigue la Alcaldía tras las elecciones de mayo "se le devolverá la voz a los cordobeses" y serán los ciudadanos los que decidan el nombre de las calles renombradas en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Bellido se pronunció así después de que el consejo rector de la Gerencia de Urbanismo acordara el cambio del callejero franquista, de manera que Cruz Conde se llamará Foro Romano y Vallellano avenida del Flamenco.

"Lo que ayer [por el miércoles] sucedió y lo que ha hecho la alcaldesa, Isabel Ambrosio, "es romper el consenso que existía en Córdoba en torno al callejero, hasta que sepamos recomponerlo", lamentó Bellido, quien insistió en que "dentro de seis meses serán los cordobeses los que decidan qué nombres quieren, para esas calles y otras, porque ya que se ha roto el consenso se abre el debate en torno a muchas calles". "Nadie puede imponer ni los nombres ni sus verdades porque Córdoba somos todos", dijo el portavoz del PP.

Bellido aseguró que "hay una mayoría social contraria" al cambio del callejero y ha lamentado el "interés electoralista" por haber sacado este asunto "a un día del inicio de la campaña electoral" de las autonómicas. El portavoz popular criticó que, "tras esta cortina de humo, Córdoba sigue igual, siendo la capital del paro y con tres barrios entre los más pobres de España.

El edil popular insistió en que "lo saca ahora por el interés electoralista puro y duro", porque "en el mes de febrero se terminaron los trabajos de la comisión y en septiembre llegó el informe del Consejo del Movimiento Ciudadano", pero "justo el día antes de que empiece la campaña electoral se acuerda el cambio de nombre de las calles", algo que, a su juicio, "no es casualidad y lo hace para captar votos de la izquierda más extrema de la ciudad".

Entretanto, el portavoz popular recordó que "hay miles de firmas en contra del cambio y hay estudios sociológicos que claramente dicen que hay una mayoría social contraria a esta medida que se va a adoptar". Así, "más allá de la imposición a los cordobeses y del electoralismo", Bellido remarcó que "después de esta cortina de humo la ciudad sigue igual, porque ese no es el problema, ni esas calles que renombran pueden ser calificadas como franquistas, si no que se lo digan a otros ayuntamientos gobernados por personas como Manuela Carmena que siguen manteniendo en su callejero tras el trabajo de revisión nombres como Vallellano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios