EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

El PP desautoriza a Jesús Aguirre por dudar de la sanidad gratuita

  • El senador cordobés califica de "utopía" hablar de universalidad, gratuidad o solidaridad y dice que es el momento de "decir la verdad" tras las elecciones

El senador del Partido Popular por Córdoba Jesús Aguirre se colocó ayer en el centro de la polémica política nacional al afirmar por la mañana, durante su participación en unas jornadas, que "ahora que ya no estamos en campaña electoral y han pasado las elecciones andaluzas y generales" es el momento de "decir la verdad" sobre el futuro de la sanidad en España, tras lo que explicó que hablar de solidaridad, universalidad o gratuidad es "una utopía". "Es muy bonito hablar de que queremos más, pero si no hay, no hay, lo que hay que ver es qué cesto hacemos con el mimbre que tenemos, ser realistas, porque no estamos en tiempos de utopía, sino de abrocharnos el cinturón", advirtió. Aguirre realizó estas declaraciones durante su intervención en la Jornada de Reflexión sobre las Ineficiencias del Sistema Sanitario, organizadas por la Fundación Bamberg, y al poco de pronunciarlas recibió una dura respuesta tanto por el PSOE como por Izquierda Unida, que estimaron que sus palabras son el resumen de lo que el PP quiere hacer con la sanidad española y la constatación de que los populares han mentido durante las últimas campañas electorales. Ya por la tarde, incluso el propio Partido Popular salió al paso para desautorizar al senador cordobés y afirmar que lo dicho por él no representa la postura de la formación que preside Mariano Rajoy. La desautorización, de hecho, llegó por dos cauces: primero, a través de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y, segundo, a través del propio grupo popular en la Cámara Alta. La también presidenta de la comunidad de Castilla-La Mancha recalcó que "su filosofía -la de Aguirre- no es fácil de compartir" tras reunirse en Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegurando a su vez que no había tenido la oportunidad de hablar con Aguirre para conocer el porqué de sus declaraciones. El grupo del PP en el Senado "lamentó" la actitud de Aguirre, "que en modo alguno representa el sentir y los planteamientos del PP" y lanzó un mensaje de tranquilidad a la población para asegurar que sus palabras no se corresponden con las actuaciones que su partido está llevando a cabo con respecto al Sistema Nacional de Salud. Afirmaron en ese sentido que seguirán defendiendo una sanidad "de calidad, universal, pública, abierta y gratuita" con independencia del lugar de residencia, un compromiso sobre el que no puede "quedar el más mínimo resquicio de duda".

También por la tarde, en declaraciones a la Agencia Efe, el propio Aguirre quiso matizar sus palabras y admitió que se expresó "mal" ya que se quería referir a que, tras las campañas electorales de las generales y andaluzas, "era el momento de ver la verdad de las cuentas de las comunidades autónomas de cara a tomar las medidas oportunas para la sostenibilidad del sistema sanitario". "El concepto era ese; no que mentimos nosotros en campaña electoral. Lo que yo pido, y además lo he dicho también en campaña, es que necesitamos saber la verdad de la realidad económica de todas las comunidades autónomas de cara a poner las medidas correctoras", insistió el senador.

Las palabras de Aguirre levantaron una gran polvareda en la red social Twitter, donde numerosos y destacados miembros tanto del Partido Socialista como de Izquierda Unida cargaron con dureza contra el senador y contra el PP. En general, consideraron que las palabras de Aguirre suponían "quitarse la careta" y demostrar lo que ambas fuerzas defienden desde el 20 de noviembre: que el PP fundamentó su victoria electoral "en mentiras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios