La precampaña electoral Presentación del candidato a las autonómicas

Nieto afirma que quiere ser un edil de la capital en el Parlamento

  • Javier Arenas anuncia que si llega a la Presidencia de la Junta propondrá una ley para que este cargo no esté ocupado por un tiempo superior a los ocho años

Comentarios 2

El número uno de la candidatura del PP al Parlamento andaluz, José Antonio Nieto, vinculó esta condición en el acto de su presentación celebrado ayer con la de portavoz popular en el Ayuntamiento. Señaló que quiere "ser un concejal de Córdoba" en la Cámara autonómica para defender allí los intereses de la ciudad. También señaló que las elecciones del próximo 9 de marzo no serán una segunda vuelta tras las locales del pasado año en las que resultó ser el candidato más votado, sino que éstas "son el primer paso para conseguir la mayoría absoluta en las municipales de 2011", la única forma de asegurarse su acceso a la Alcaldía de la ciudad.

El PP celebró ayer en el hotel Córdoba Center la presentación de Nieto así como la de Javier Arenas como candidato de la formación a la Presidencia de la Junta, en un acto que contó con la presencia de representantes de diversos sectores empresariales y sindicales, así como miembros de colectivos vecinales, sanitarios y docentes.

Aunque el PP no ha desvelado aún quiénes serán los que acompañen a Nieto en la candidatura al Parlamento andaluz, éste sí avanzó que habrá "un grupo magnífico de personas y de profesionales que saben lo que necesita esta provincia y están dispuestos a implicarse para conseguirlo". En este aspecto, el PP repetirá la estrategia seguida hace poco menos de un año para la confección de la lista a las últimas municipales, en donde colocó en las primeras posiciones a nombres como Federico Cabello de Alba, Rosario Alarcón o Ana Tamayo.

Arenas, por su parte, ponderó los méritos políticos de Nieto, de quien dijo que es "sinónimo de moderación, centrismo o reformismo". Dijo que las dos características fundamentales del candidato por Córdoba es que "tiene su despacho en la calle" y que "ha ganado las elecciones" de mayo de 2007.

El aspirante a la Presidencia de la Junta anunció que en el supuesto de ganar hará que este cargo no se ostente más de ocho años y que los comicios andaluces no coincidan con las generales. También señaló que si es elegido presidente de la Junta, "el de Cataluña o el del País Vasco no van a influir en España más que yo". Sobre el poder de los grupos nacionalistas, Arenas mostró su deseo porque sus hijos "no dependan de Ibarreche, de Carod Rovira o de las minorías radicales". También expuso su intención de "no querer revivir las peleas del pasado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios