Córdoba

Museos cerrados a cal y canto

  • El Alcázar de los Reyes Cristianos y las salas que gestiona el Ayuntamiento cierran en la jornada del Lunes Santo para sorpresa de los turistas que no entienden la decisión municipal

Comentarios 1

Sí estaban cerrados. Todos los museos municipales, los que gestiona el Ayuntamiento, el Lunes Santo. Una jornada en la que miles de turistas recalaron en Córdoba en sus vacaciones de Semana Santa, pero en la que no pudieron visitar ni el Alcázar de los Reyes Cristianos, ni tampoco los Baños Califales, ni los museos Taurino y Julio Romero de Torres. Las puertas de todos ellos no se pudieron franquear para sorpresa de los turistas después de que el pasado viernes los sindicatos rechazaran el cuadrante propuesto por el gobierno municipal. Los principales perjudicados, turistas como Teresa y Melania, dos amigas de Barcelona que están haciendo un tour por Andalucía a lo largo de toda la Semana Santa y que ayer no pudieron entrar en el Alcázar de los Reyes Cristianos. Mapa en la mano, Teresa consideró "muy mal" el hecho de no poder acceder porque "no es festivo", al tiempo que reconoció su sorpresa y creer necesaria su apertura "para que podamos conocerlo". Y es que hasta el Alcázar de los Reyes Cristianos llegaban ayer numerosos turistas con la simple y sana intención de recorrer sus espacios y conocer sus jardines, una visita que fue imposible de llevar a cabo.

A pocos metros de este insigne monumento, una familia mexicana intentaba averiguar las razones de este cierre. Fernando se apresuraba a preguntar a uno de los cocheros de caballos que están a escasos metros del Alcázar. La respuesta fue tajante: "Es que hoy es lunes y, por eso no abren". Sorprendidos por la afirmación, esta familia volvió sobre sus pasos y se dirigió hacia la zona de la Ribera.

Dos turistas inglesas intentaban también averiguar las razones del cierre leyendo el cartel de pequeñas dimensiones que amaneció pegado en la inmensa puerta de entrada del monumento. El cartel recoge los horarios y señala que los lunes el Alcázar permanece cerrado, tanto en inglés como en español. "We have to come back" (tendremos que volver), dijo una de ellas. Y se fueron.

La escena se repetía también en los Baños Califales y en el museo Taurino, en la plaza Maimónides, para sorpresa de aficionados a la tauromaquia como José Luis, granadino de 67 años que con su mujer estaba dispuesto a "conocer más la figura de Manolete". "Vaya chasco que nos hemos llevado", aseguraba e insistía en que "esto no se debería permitir en plena Semana Santa". A escasa distancia, un grupo de amigos procedentes de Madrid y con la misma cara de sorpresa al ver que no había forma de acceder a este museo. "Nos hemos llevado una sorpresa porque estábamos muy interesado en visitar este museo", relató David Izquierdo, uno de los integrantes del citado grupo, que también se mostraba algo sorprendido por el hecho de que el Alcázar de los Reyes Cristianos tampoco abriera sus puertas. En la plaza del Potro la situación era igual. El Museo Julio Romero de Torres, cerrado a cal y canto.

Mientras tanto, las calles de la Judería, el entorno de la Mezquita-Catedral estaban repletas de turistas. En familia, en pareja o en grupos siguiendo a los guías. Todos disfrutando de la belleza de Córdoba y de sus monumentos o museos a la espera de que por fin hoy abran, que ya es martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios