Córdoba

Médicos de Urgencias alertan de que sufren sobrecarga para evitar colapsos

  • Los facultativos prevén que la situación será "insostenible" durante los meses de verano, debido a la falta de personal para cubrir la demanda

Comentarios 3

La plantilla del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba se encuentra "al límite". Los facultativos se enfrentan a diario a una "fuerte sobrecarga laboral" para cubrir toda la demanda asistencial y evitar "colapsos" en el área más importante del complejo hospitalario.

El problema principal de esta "complicada" realidad es la falta del personal suficiente. Según las fuentes consultadas por El Día, en estos momentos hay un déficit de facultativos con disponibilidad total para la asistencia médica, lo que provoca que la carga laboral llegue a ser "insostenible". "Cada día nos enfrentamos a jornadas de trabajo caóticas, ya que no contamos con el número suficiente de médicos y muchos de los que forman parte de la plantilla, por tener más de 55 años o por enfermedad, están exentos de realizar guardias", aseguraron. No obstante, las mismas fuentes insistieron en que la asistencia está garantizada. "Los pacientes que vienen a urgencias reciben la asistencia que necesitan, aunque para ello tengamos que trabajar por encima de nuestras posibilidades", señalaron.

El senador del PP por Córdoba y portavoz de Sanidad en la Cámara alta, Jesús Aguirre, criticó recientemente que el Servicio de Urgencias cuenta solo con 12 médicos trabajando al "cien por cien" de jornada. En concreto, señaló que de un total de 51 facultativos que integran Urgencias, tres son cargos intermedios sin labor asistencial, cuatro son interinos pero que trabajan en otros asuntos, once se encuentran en exención de guardias por ser mayores de 55 años, tres cuentan con exención de guardias por enfermedad, 14 son eventuales con contratos al 75% y cuatro son eventuales al 60%. Por lo tanto, "solo contamos con 12 médicos con disponibilidad total".

Los facultativos, por otro lado, denunciaron los continuos recortes aplicados por las administraciones en materia sanitaria que han afectado "de lleno" a las contrataciones para sustituciones. "Desde el año pasado no se ha contratado a ni un solo profesional para sustituciones. Esto provoca que el trabajo de los que trabajamos al 100% de jornada se incremente mucho, sobre todo en la época estival", señalaron. Así, los facultativos, que en estos momentos realizan una media de cuatro o cinco guardias al mes, prevén que en los tres meses de verano esta cifra se incremente hasta las nueve guardias mensuales. "Durante el verano tenemos que enfrentarnos a jornadas muy duras, ya que la demanda asistencial aumenta por el cierre de centros de salud y, debido a nuestro clima, los picos más altos de pacientes se concentran en horas concretas del día; los médicos tenemos que trabajar a contrarreloj para que todo funcione de forma correcta".

A pesar del esfuerzo diario, las fuentes consultadas insistieron en la "falta de reconocimiento" y "respeto" hacia su trabajo por las administraciones competentes. "Las Urgencias es el servicio que más se debe mimar porque es la válvula principal en el funcionamiento diario de cualquier hospital", por lo que insistieron en que "deben de terminar de una vez por todas con su obsesión de ahorro para centrarse más en las necesidades de los profesionales y, sobre todo, de los enfermos".

A esta situación "insostenible", se une también el recorte en el salario de los facultativos, que, sobre todo, han visto reducidos los complementos. "Nuestro salario, a pesar de que trabajamos cada vez más, se ha reducido de forma notable en los últimos meses. No obstante, somos conscientes de la situación actual y lo aceptamos, pero lo que no vamos a tolerar por mucho más tiempo es el estrés con el que estamos desempeñando nuestro trabajo", insistieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios