Turismo | temporada alta vacacional

Málaga lidera las reservas para apartamentos con ligeras subidas

  • La Costa del Sol continúa como el destino favorito para las vacaciones de los cordobeses que aprecian la cercanía y los precios

  • Cádiz se impone como la zona más cara de Andalucía

Málaga lidera las reservas para apartamentos con ligeras subidas Málaga lidera las reservas para apartamentos con ligeras subidas

Málaga lidera las reservas para apartamentos con ligeras subidas

Hace apenas unos días el verano hizo acto de aparición (de manera oficial). La provincia ha vivido ya un par de episodios de avisos amarillos por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que sirven para ansiar aún más las deseadas vacaciones. La recuperación económica también se percibe, y mucho, en estos meses de calor. Los alquileres vacacionales en la costa andaluza vivieron una época de poca bonanza durante los peores años de la recesión, una temporada de la que ahora el sector intenta resarcirse. En cuanto a las preferencias de los cordobeses para pasar el verano destacan, por supuesto, las costas andaluzas. Siempre hay alguna provincia que tira más, sobre todo por el precio y la cercanía en coche, sin embargo los cordobeses tienen la suerte de tener a pocas horas un gran número de kilómetros de costa.

La Costa del Sol, en este caso, gana la partida. La cercanía de las playas malagueñas, un precio más asequible (siempre dependiendo de la zona) y la tradición son los puntos fuertes de zonas como Torremolinos, el Rincón de la Victoria, Fuengirola o Benalmádena. Los precios, de momento, se mantienen similares a los del año pasado, con algunas subidas en las fechas más demandadas, como son la segunda quincena de julio y todo el mes de agosto. Siendo bastante más baratos los últimos días de junio o el mes de septiembre, que cada año gana más enteros. Así lo confirma a el Día la vocal en Córdoba de la Asociación de Viviendas Turísticas y Vacacionales de Andalucía (Apartsur), María Alonso, quien asegura que "tanto el este como el oeste de la Costa del Sol" constituyen las zonas más demandas por los cordobeses para sus vacaciones de verano. "Localidades como Torrox o el Rincón de la Victoria son bastante más asequibles que otros como Mijas, Benalmádena o Marbella, que este año está carísima", añade Alonso. Los precios, según la vocal de Apartsur, "están levemente más caros", aunque siempre depende la zona que se elija. Alonso detalla también que por Cádiz opta un turismo mucho más joven, mientras que otros territorios, como Huelva, son algo más familiares.

La cercanía es una de las mejores bazas para el atractivo de las playas malagueñas

Lo que sí está claro es que la preferencia de los cordobeses para pasar sus vacaciones se centra en la playa. Y una vez en la playa, siempre suelen elegir apartamentos. El coste de una vivienda de una o dos habitaciones como mucho siempre suele ser mucho menor que una habitación de hotel, teniendo, además, la posibilidad de compartir gastos si la casa se comparte entre varios.

Aquí es donde entran en juego las páginas web donde los particulares cuelgan sus propios anuncios para ofertar sus viviendas. La polémica ha ido creciendo en torno a plataformas como Airbnb o Wimdu, sin embargo, mientras en otros países se les pone coto, en España, a día de hoy, sirve para encontrar el lugar de vacaciones favorito. En este hecho influye además que las inmobiliarias no trabajan, casi nunca, con alquileres vacacionales, ya que al ser muy temporales no convienen. Pues bien, analizando todas esas webs de ofertas de alquileres vacacionales se sacan varias conclusiones, muy parecidas a las de años anteriores. Málaga y Almería son las provincias más baratas para pasar unos días estivales, mientras que Cádiz y Huelva serían algo más caras. Por supuesto hay que diferenciar las distintas zonas de cada una de las provincias, así como el modelo de vivienda elegido, porque en cada una de ellas existen municipios costeros muy baratos, pero también algunos puntos que, por diversas razones, disparan sus precios durante estos meses. Los apartamentos suelen ser el modelo de vivienda más asequible en este sentido, pero también hay puntos donde las casas tienen su cuota de mercado. Además, siempre es preferible que esté cerca de la playa.

Esas diferencias dentro de un mismo territorio se observan, por ejemplo, en Málaga. La provincia favorita de los cordobeses para pasar unos días de vacaciones tiene municipios muy baratos, como por ejemplo el Rincón de la Victoria, y otros que no lo son tanto, como puede ser Marbella. En este caso, haciendo una media entre distintos tipos de viviendas, se concluye que pasar una quincena de julio en un apartamento del Rincón de la Victoria podría salirle a una familia por algo más de 800 euros, 400 euros si el tiempo se reduce a una semana. Eso sí, a medida que avanza el verano ese precio se encarece y puede llegar a unos 1.200 euros por dos semanas del mes de agosto. Puede parecer caro, pero solo basta con mirar un piso en Marbella para notar la diferencia. El municipio costero que antaño fuera sinónimo de lujo ha perdido parte de su encanto, pero conserva un trozo de lo que fue. Por ello, alquilar un apartamento en Marbella la primera quincena de agosto supera los 2.000 euros, 1.000 euros la semana, un precio que se reduce bastante si se va en septiembre, cuando se puede encontrar un piso por unos 750 euros la semana.

Almería, otra de las provincias baratas para veranear, también tiene precio asequibles para el estío. Roquetas de Mar sería uno de los municipios almerienses más baratos. Por algo más de 700 euros se encuentran pisos en Roquetas para pasar 15 días de julio, que sube hasta los 1.000 euros para una quincena de agosto, en septiembre, hay apartamentos que cuestan alrededor de 30 euros la noche. Mojácar, otra de las zonas más demandadas de Almería que vivió su época grande hace algunos años por la concentración de jóvenes veraneantes, tiene precios algo más elevados, pero nada comparado con los de hace unos años. En este caso, una quincena de julio en Mojácar saldría por 900 euros, en agosto por 1.500 y en septiembre bajaría hasta los 750 euros.

Cádiz, por el contrario, es quizá la provincia más cara en estos días. Destinos como El Palmar, que pertenece a Vejer de la Frontera, encarecen sobremanera los precios si observa el global de la provincia. Hace pocos años que este destino de playas poco explotadas ha pegado un salto cuantitativo y se ha convertido en uno de los puntos más demandados por los veraneantes. La característica además de este territorio es la poca cantidad de construcciones que tiene, lo que hace que la vivienda más típica sea una casa o incluso una caravana. Pasar aquí 15 días en agosto puede llegar a los 3.000 euros, en julio se situaría en unos 2.600. Septiembre ya es algo más barato, con la quincena a 1.800 o 2.000 euros. Algo más barato sería, por ejemplo, Cádiz capital, con precios que van de los 1.100 euros por 15 días de julio a los 1.300 por agosto y los 800 en septiembre y el añadido del turismo cultural, aunque no sea lo que más se busque. Cádiz, además de El Palmar, tiene otro de los destinos más caros de toda Andalucía, la urbanización Sotogrande, en el municipio de San Roque. Los precios aquí son muy poco accesibles para una familia con renta media. Hasta 30.000 euros al mes habría que pagar para pasar aquí un mes, 15.000 euros por 15 días, arrendando, eso sí, villas enteras con capacidad para más de diez personas.

En cuanto a Huelva, ocurre exactamente lo mismo que con los otros destinos, dependiendo de la zona, habrá que desembolsar más o menos dinero. Matalascañas, una playa muy demandada por el turista sevillano -que le ocurre con Huelva lo que al cordobés con Málaga-, es de las zonas más baratas de la provincia onubense. Pasar 15 días en la playa del tapón costaría 1.500 euros en julio y 1.600 en agosto. Aunque parezca caro, aún lo es más pasar esa quincena en Punta Umbría. En esta zona de Huelva, 15 días en un apartamento en julio costarían casi 2.500 euros, algo menos de 1.000 en septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios