Córdoba

Maeztu plantea un órgano de gestión de usos de la Mezquita

  • El Defensor del Pueblo se ofrece a mediar entre Ayuntamiento y la Iglesia para el uso del monumento "sin tocar" la titularidad

Un grupo de turistas en el interior de la Mezquita-Catedral. Un grupo de turistas en el interior de la Mezquita-Catedral.

Un grupo de turistas en el interior de la Mezquita-Catedral. / el día

Comentarios 1

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, se mostró ayer a favor de la puesta en marcha de un órgano de regulación de usos de la Mezquita sin "tocar" la titularidad del conjunto monumental con la Catedral, en manos de la Iglesia Católica. Una propuesta que, según dijo, confía en poder abordar con la alcaldesa, Isabel Ambrosio, y la Iglesia con "concordia y mediación".

Antes de participar en la presentación del informe Morir en Andalucía. Dignidad y Derechos, manifestó que dicho órgano o fundación estará para "la gestión del uso y disfrute de lo que acontece respecto de la Mezquita", de manera que "la Iglesia Católica tiene su liturgia y gestión autónoma y propia", algo que "nadie lo discute".

La propuesta es una fundación o patronato como en la Alhambra de Granada

En su opinión, el monumento "debe tener una regulación de un órgano de la sociedad civil y de los expertos para que su disfrute sea pacífico y redunde en beneficio de la ciudad", después de recibir la solicitud de distintos colectivos con más de 100.000 firmas para la gestión compartida.

Maeztu explicó que "con independencia del tema de la titularidad, que al Defensor del Pueblo no le corresponde, se proponía que la gestión de uso y disfrute de la Mezquita-Catedral estuviera en un órgano, una fundación o un patronato". Al respecto, puso como ejemplo la Alhambra de Granada, de cara a "regular un poco los eventos que se producen". Todo ello, continuó, "con independencia del natural derecho de la liturgia en la Catedral por la Iglesia Católica", de modo que "son dos templos con distintas significaciones", al tiempo que defendió "el respeto al legado y cultura que representa la Mezquita y también al que aporta la Iglesia".

A juicio del Defensor del Pueblo Andaluz, "unir los dos con la misma liturgia y regulación sería absurdo, porque son dos templos unidos, pero con una proyección cultural muy distinta y un respeto grande", a lo que subrayó que "en esa concordia mucha gente estaría de acuerdo".

Al respecto, manifestó que "se analizan los últimos eventos presentados con fotografías de un uso y una invasión de algunos símbolos que a lo mejor no serían propicios en el lugar de la Mezquita-Catedral". También subrayó que "las dos regulaciones tienen que convivir juntas y respetarse, pero que no haya invasiones y conflictos en esta línea".

En cuanto a la queja de la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba Patrimonio de Todos sobre la instalación de los palcos y sillas de la carrera oficial durante la pasada Semana Santa junto a los muros del conjunto monumental, Maeztu avanzó que ha llegado en los últimos días, pero reconoció que aún no tiene el análisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios