Córdoba

Maestra de la danza y del flamenco

  • Inmaculada Aguilar Belmonte Cordobesa del campo de la verdad, esta bailarina y coreógrafa actuó junto a Camarón de la Isla e impartió clases durante toda su vida activa

Maestra de la danza y del flamenco Maestra de la danza y del flamenco

Maestra de la danza y del flamenco

Oriunda del Campo de la Verdad y conocida con el nombre artístico de Inmaculada Aguilar, nació en Córdoba el 15 de marzo de 1958. Su hermana Auxiliadora fue quien la inició en el ballet clásico, alentada por su madre, que fue la artista de la casa y que, junto a su padre, posibilitaron que pudiera formarse y posteriormente dedicarse al mundo del baile flamenco. Desde muy niña empezó a bailar en el Ballet de Maruja Caracuel. Más tarde, ingresó en el Conservatorio de Música, donde obtuvo el título nacional de Danza Española en el Conservatorio. Mientras, completó su formación flamenca con el maestro sevillano Pepe Ríos. Ha sido discípula de Luis del Río, La Tati, Paco Fernández, Merche Esmeralda, El Güito, Blanca del Rey y Mario Maya, entre otros. Además, es Licenciada en Historia en la rama de Geografía por la Universidad de Córdoba.

Durante 22 años, entre 1962 y 1983, los Patios cordobeses tuvieron su Reina, elegida en un concurso organizado por el Ayuntamiento. Eran las guapas oficiales de Córdoba, que representaban a la mujer cordobesa en actos como la Batallas de Flores, festejos taurinos o recepciones en la Caseta Municipal. Reina destacada fue Inmaculada Aguilar, en 1975. Tras el triunfo por mayoría absoluta del PCA en las elecciones de mayo del 1983 no se volvió a convocar.

En 1985 ganó la cátedra de Danza Española de la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Córdoba y fue invitada a impartir cursos en diversas ciudades españolas y del mundo. Ejerció sus dotes didácticas como profesora del Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco de Córdoba, en el que se imparten clases de enseñanzas básicas de Danza, y Profesionales en las especialidades Danza Clásica, Danza Española y Baile Flamenco, además de ser uno de los primeros en reconocer la especialidad Guitarra Flamenca.

Ha obtenido, entre otros, el Premio de Fin de Carrera del Conservatorio Superior de Música, Declamación y Danza de Córdoba, en 1975; el Premio Nacional de Baile Flamenco Encarnación López La Argentinita, dentro del XI Concurso Nacional de Arte Flamenco, en 1986; el Premio Cabales de Plata a la bailaora más completa, en 1989; y, ese mismo año, el Olé de Córdoba por su trayectoria artística. En 1991 tuvo un resonante éxito en el Círculo de la Amistad bailando ante el cuerpo diplomático Hispanoamericano, con motivo del homenaje ofrecido por el Ateneo de Córdoba en la entrega de la Fiambrera de Plata a cada embajador. También en 1998 viajó a Buenos Aires y Santiago de Chile, acompañando al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, donde impartió cursos y realizó actuaciones.

Ha sido la coreógrafa de La Caña (TVE), Scherezade, Córdoba (TVE y EXPO), El Benamor, Carmen, de Bizet, El niño judío, La Gran Vía, Entre los dos mundos, La Traviata, Alegrías de Cádiz (Madrid), Soleá de Córdoba (EXPO), Siguiriyas,Suspiros de España y Orgía para Canal Sur TV y Doña Francisquita. Estrenó además en el Gran Teatro de Córdoba en los 90 Homenaje a Julio Romero de Torres y La del Soto del Parral. Y las Zarzuelas La Boda de Luis Alonso, La Dolorosa, Gigantes y Cabezudos o Luisa Fernanda.

Recibió la Fiambrera de Plata del año 1999 concedida por el Ateneo de Córdoba. El 7 de septiembre de 2006 fue la encargada de pronunciar el pregón inaugural de la Velá de la Fuensanta. Uno de los momentos que guarda con nostalgia fueron los veinte minutos que estuvieron aplaudiendo su actuación en el Festival de Aviñón en 1993, reconociéndola como una de las experiencias más gratificantes de su vida artística. Otro de los momentos que vivió con cariño fue el hermanamiento que se hizo en Marruecos entre sus bailes y el flamenco. Tampoco olvidará la serie de galas que hizo con Camarón de la Isla siendo ella una bailaora paya.

La actividad didáctica siempre ha ido en paralelo a la artística, bailando en peñas, teatros y festivales como la Bienal de Sevilla y el Festival de Jerez en solitario o en colaboración con artistas como El Pele y Manuel Silveria. En los últimos años, Inmaculada Aguilar tiene una intensa actividad artística, dando conferencias y recitales en peñas flamencas y teatros, así como su participación en los festivales más importantes de Andalucía y resto de España. Recibió en junio de 2015 en el Teatro Principal el decimoquinto galardón Rafael Romero El Gallina, que concede anualmente la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Andújar, en colaboración con la Peña Flamenca Los Romeros, la Diputación Provincial de Jaén y el Instituto Andaluz del Flamenco. Se pretende así reconocer la labor de artistas e instituciones que por su trayectoria y aportación a este arte son merecedores de dicha distinción, que lleva el nombre del ilustre cantaor iliturgitano.

Han pasado bajo su cátedra muchos y grandes alumnos que hoy en día son profesionales y a los cuales ha tratado de inculcar el amor y la pasión que siente por el flamenco, reconocido por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios