Córdoba

La Junta promete "más inversión y compromiso" en el yacimiento

  • "Hay que ponerse a trabajar" es el mensaje más repetido entre las instituciones

La delegación española desplazada a Baréin celebra el nombramiento. La delegación española desplazada a Baréin celebra el nombramiento.

La delegación española desplazada a Baréin celebra el nombramiento. / reportaje gráfico: juan ayala

La declaración de Medina Azahara como Patrimonio Mundial no es el final de nada, sino y punto y seguido. Así se lo han tomado todos los representantes de las instituciones, que ven en el reconocimiento un motivo de impulso para el yacimiento y una responsabilidad para seguir trabajando. El respaldo unánime de todos los países miembros del comité fue lo más comentado entre los que seguían la evaluación de la candidatura en directo desde el yacimiento arqueológico. Satisfacción, por tanto, entre las instituciones pero también responsabilidad porque el reconocimiento exige aún más esfuerzo.

El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, subrayó que la declaración supone "un mayor compromiso en investigación, protección y conservación" de la ciudad califal. "Para nosotros esta declaración supone un mayor compromiso en la investigación, la protección y la conservación". "Nos vamos a poner manos a la obra para hacer de Medina Azahara la ciudad que brille", dijo el titular de Cultura desde Baréin, donde se ha celebrado la cumbre.

El presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, quien aseguró que "hay que trabajar más y me pongo el primero si es necesario. Yo también tendré que hacer más y todos nos tenemos que poner en esa tarea para que este maravilloso enclave sigue brillando aún más". La consejera de Salud, Marina Álvarez, aseguró que ahora "se inicia otro reto, el de mantener y dar a conocer" el monumento. "Tenemos que tomarnos el nombramiento como un estímulo" y mejorar cuestiones como la accesibilidad, ha dicho. La consejera de Justicia, Rosa Aguilar, reconoció que "esto es algo muy importante para Córdoba" y dio la "enhorabuena a toda la ciudadanía". La viceconsejera de Cultura, Marta Alonso, también insistió en que "a partir de hoy empieza un nuevo reto para la Junta de Andalucía en el que vamos a colaborar".

En representación del Ayuntamiento la alcaldesa, Isabel Ambrosio, aseguró que la denominación otorga a la ciudad "una enorme responsabilidad para gestionar un tesoro patrimonial" y subrayó que Córdoba "no va a decepcionar en ningún momento a la Unesco". "Han depositado en nosotros confianza y reconocimiento, y todo ello nos exige un esfuerzo continuo", anotó Ambrosio. También desde Capitulares, el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, apuntó que "ahora toca trabajar, apoyar, tomar medidas desde el punto de vista urbanístico y conseguir inversiones".

Por parte del Gobierno central, la recién nombrada subdelegada en Córdoba, Rafaela Valenzuela, aseguró que "todo nuestro empeño, tras esta excelente noticia, debe estar puesto en asegurar mecanismos eficaces de mantenimiento y conservación de una joya islámica sin parangón". El ministro de Cultura, José Guirao, hizo un reconocimiento "a todas las personas que desde los inicios del siglo XX han ayudado a la recuperación de Medina Azahara, una ciudad que fue destruida tras un corto periodo de vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios